La revolución hormonal en las mujeres

mujeres1
Revolución hormonal

Las mujeres desde temprana edad, estamos siempre en plena revolución hormonal. Primero tenemos que pasar por la menarquía o primera regla. Y aunque es normal, en un principio, las jovencitas sienten un poco de miedo, ansiedad y angustia, al pasar cada mes por los altibajos del ciclo menstrual, luego como todo, nos vamos calmando.

Todas las mujeres, que pasamos por una gestación, o sea, un embarazo, luego viene el posparto en la que se podría incluir, quizás, una depresión, que con el tiempo suele pasar. A todo esto, nuestro ciclo hormonal continua trabajando siempre, no se detiene. Y obviamente, nuestra actitud y cambios de humor están a flor de piel continuamente.

Pre menopausia

Más adelante, en la pre menopausia, que es la etapa previa a la menopausia. Es cuando se tendrá que observar que no se haya tenido períodos menstruales durante doce meses. En esa etapa, también los cambios hormonales cambian, e influyen y mucho en la mujer.

Menopausia
mujeres2

La revolución hormonal en las mujeres

Cuando ya la menopausia en sí, se va retirando definitivamente la menstruación, gran parte de las mujeres se suelen sentir que están vacías por dentro. Por lo que suelen pedir a sus ginecólogos el clásico parche para seguir menstruando, aunque para otras mujeres, es una liberación en todo sentido.

Alteración definitiva

En los años posteriores a la retirada definitiva de la menstruación, nuestros niveles de estrógeno y progesterona, entre otras cosas, quedará alterado para siempre.

Te comento, que en cada etapa de la vida de una mujer, incluida la pubertad, el ciclo menstrual, embarazos y menopausia, se deberá enfrentar estos inevitables ciclos de la vida, con la seguridad de que los atravesarás sin miedo, y como un proceso natural maravilloso, del que tu experimentarás en cada momento.

Dolores, sofocos

Sería una tontería de mi parte, decirte que es bonito tener dolores menstruales, depresión post parto, o sudores nocturnos y cambios de humor en la pre menopausia o sequedad vaginal y cutánea en la menopausia.

Porque vamos a ver, una no le desea a ninguna mujer, que te duela algo o te pases en la cama con los puños en el vientre y dada vuelta, y habiéndote tomado un puré de analgésicos para calmar los dichosos dolores, no se te pase en un santiamén, sino después de varias horas.

mujeres3

La revolución hormonal en las mujeres

Pero, como de momento no podemos cambiar el ciclo de la vida, sólo nos queda aceptar sus consecuencias estoicamente, y compartirlas entre nos.

Compartir nuestros dolores

Si te fijas, que no somos las únicas que padecemos síntomas “inconfesables” como: la incontinencia urinaria, gases, estreñimiento, y te hinchas, o los bruscos cambios de humor porque no queres que te molesten. Los sofocos que te vienen, porque te da calor o frío y no tienen explicación alguna.Sumado a la depresión, la falta de libido, ni hablar de los complejos físicos, entre otros, a menudo sentimos alivio y ganas de compartir lo que nos pasa.

Porque si compartes con otras mujeres por lo que pasamos, en lugar de seguir sufriendo en silencio, conseguimos relativizar nuestras aflicciones, y buscar entre todas maneras de sobrellevarlas lo mejor posible, es como que ya no te duele y te aflojas, ¿a que si?.

Para evitar deprimirse porque entras en la pre menopausia o en la menopausia, te sugiero enfocarte en la parte positiva del cambio, que es que ya has cumplido un ciclo como mujer para procrear, y que hoy ya no tienes que seguir cuidándote como en tu juventud.

Te recuerdo que la primera menstruación, generalmente llega como una feliz sorpresa y te indica que comenzaste tu etapa de mujer para poder procrear, pero su desaparición puede venir precedida, en ocasiones, por un malestar anímico. 

El conocimiento y la experiencia

Podríamos contemplar la menopausia, como un signo de que la mujer ha adquirido la madurez, el conocimiento y la experiencia que le otorga el estatus de “sabia como mujer”. Cada cierto tiempo, salen nuevos fármacos y suplementos dietéticos que prometen paliar los síntomas de la menopausia.

Ya sea la terapia hormonal sustitutiva o los suplementos como la soja, por lo general se anuncian como la respuesta milagrosa a los incómodos sofocos, para luego dar un giro de 180 grados y convertirse en productos peligrosos y cancerígenos.

mujeres4

La revolución hormonal en las mujeres

Hay que informarse muy bien de los beneficios y riesgos de cualquier tratamiento que prometa ayudarnos a pasar el climaterio sin apenas enterarnos, y tener presente que no siempre la eliminación de los síntomas es cosa buena, porque no se está atajando su causa.Y si la causa es algo natural, que por ahora no se puede impedir, es aconsejable asumirla, por mucho que nos moleste.

Conclusión

Ahora dime tu, ¿has pasado ya la pre menopausia y te enfrentas a la menopausia en si?¿estás queriendo que todo acabe para estar liberada de tener la regla cada mes?¿sientes que eres menos mujer al no tener la regla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*