Trucos psicológicos que usan las tiendas

tiendas
Nos incitan a comprar

Estamos inmersos en una vorágine de estar sin dinero ni trabajo y si tienes trabajo, cuidar el dinero y gastar solo si es necesario. Por lo que las avenidas, calles y centros comerciales donde hay tiendas, tienen que recurrir a todo tipo de artilugios para engatusarnos y hacernos gastar el dinero.

Un ejemplo claro, es si hablamos de sitios de comida rápida, como lo es: la música con altas pulsaciones por minuto más los gritos de los críos, te obliga a comer más rápido en McDonald’s, y te vayas de inmediato. Claro, no sin antes comerte otra hamburguesa amén del menú que hayas pedido antes.

La música y fragancias


La música con un ritmo alto, excita a las personas, tanto es así, que hay investigaciones que sugieren que incluso, nos hagan movernos más deprisa y gastar más.

Las fragancias, que inundan Starbucks, que es un sitio para desayunar o merendar, te provocan un ataque de nostalgia sintetizada, cada vez que entras en uno de sus establecimientos.

Sus luces tenues, acompañada de una música suave, hace que tu mente y cuerpo, no solo se relajen, sino que te invita a volver una y otra vez, recordando cosas internas tuyas y eso hace que trabaje en ti, psicológicamente. En realidad, los comercios, usan docenas de trucos ambientales para incitarte a comprar más rápidamente, en mayor cantidad y a que vuelvas en otra ocasión.

tiendas1

tiendas

 

El marketing sensorial

En los últimos años se ha utilizado mucho el marketing sensorial.Pues los elementos visuales y la música, influyen considerablemente en nuestra forma de comprar. Los estudios de marketing sensorial, demuestran que cuando estás en una tienda con música animada, hay más probabilidades de que consumas más. Asimismo, las líneas limpias, los estantes ordenados y la simplicidad estética también incitan a comprar más.

Pero, los comercios quizá estén llevando el marketing demasiado lejos. A raíz de este interesante artículo de investigación publicado en el diario inglés The Guardian, se ha creado una petición para exigir a tiendas y restaurantes que se relajen un poco con el volumen de la música de fondo.

tiendas2

tiendas

Estadísticas

Varios estudios han demostrado que la gente compra más en tiendas que ponen música. Pero no vale con cualquier tipo de música: por lo general, si suena alguna melodía familiar a un volumen bajo, la experiencia de compra resulta más placentera, y cuando la gente está de buen humor, gasta más. En cambio, si al consumidor no le gusta la música o el volumen es muy elevado, puede causar un efecto negativo o ningún efecto.

Sitios que tienen un aroma característico


Es lo mismo que con la música: un olor agradable hace que te sientas mejor y que gastes más como cuando entras en Stradivarius a comprar. Un aspecto importante del olor es que debe ser congruente con el producto que se comercializa: si vendes chocolate, el aroma que pongas ha de ser de chocolate, no de flores.

Las tiendas fabrican sus propios aromas para usarlos


Fíjate en Starbucks: puedes oler el aroma a café de una de sus tiendas a metros de distancia. Es muy poco probable que el café que sirvan sea tan fuerte, por lo que seguramente usen aromas artificiales. La marca Rolls Royce, pone aroma en el cuero de sus coches, para hacer que la gente se sienta a gusto cuando lo pruebe, y eso, quieras o no, repercute positivamente en las ventas.


Los olores no necesariamente fidelizan a los clientes. Asocias un buen olor con un sabor agradable. Básicamente, el aroma provoca sensaciones positivas, que a su vez predisponen más al consumo.

La explicación es puramente evolutiva: usamos el olfato para valorar la calidad de los productos, aspecto que aprovechan los establecimientos para potenciar las ventas.

tiendas3

tiendas

Otras cosas que hacen las tiendas para incitarnos a consumir


Un clásico, y no me digas que no, es colocar carteles de ofertas por todas partes para confundir al consumidor, de forma que empiece a realizar valoraciones automáticas en lugar de tomar decisiones meditadas.

Exhibir productos hedónicos, como: un vestido azul, blanco o rosa, pantalones con buenas caídas, blusas, o bien, un chocolate de regalo cuando finalizas de comprar como un agradecimiento por haber consumido, y eso, lo ven como algo positivo al consumo y que retornes otra vez. También se suelen colocar estratégicamente productos que se suelen comprar de forma compulsiva. Los colores y la iluminación también son importantes.

tiendas4

tiendas

¿Podemos creer que los consumidores son conscientes de esto?


La mayoría no es consciente de estas artimañas, e incluso cuando lo son y tienen una actitud escéptica, no pueden escapar a su influencia. En los aspectos prácticos como ir de compras, el cerebro funciona más por intuición e impulso, así que, la finalidad de todo esto, es la de guiar nuestra intuición hacia una determinada dirección.

Incluso aunque sabemos que ponen todas esas cosas junto en un área con precio bajo para que piquemos, las compramos de forma compulsiva. Y no puedes controlarlo. Uno no puede controlar sus instintos. Requiere mucho esfuerzo. Creo que no podrías llevar una vida normal si intentaras no caer en la influencia de las técnicas de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*