No importa la edad que tengas, sino la que sentis

La edad que sentis a pesar de ser cronológica

Desafía la edad

Si  hay algo que me fastidia, es aquellas mujeres maduras que cuando les preguntas la edad, tratan de obviar la respuesta como diciendo: ¿qué estas preguntando? o solo ríen y te hacen una pregunta o comentario diferente.

A ver, no importa la edad que tengas, sino la que sentís. Yo tengo 55 años y me siento de 40, pero no por eso voy a renegar la edad que tengo cronológicamente hablando. Soy de las que no tiene problema de decir lo que siente sin más.

Edad que sentimos

Algunas mujeres, lo sabemos bien, que la edad que importa es la que sentimos por dentro, pero también vemos que el resto del mundo no opina lo mismo.

La iniciativa que quiero que tomes, es: “Desafía a la edad y dale carpetazo” porque es un primer paso para terminar con ciertos estereotipos que nos condicionan diariamente.

La edad que sentís
La edad que sentis a pesar de ser cronológica

Haciendo hincapié

De todo esto, he hablado en un Seminario que hice hace un mes atrás, donde hago hincapié es que es bueno reinventarse todo el tiempo, aún cuando ya estés en edad madura.

El mundo no es de los jóvenes solamente. Nadie nos debe discriminar por ser mujer y por pasar la barrera de los 40, 50 o 60 años y más también.

Actitud y pensamiento

A veces me asombra, cómo la sociedad te señala por la edad que tienes, cuando en realidad, lo que importa, es cómo te sentís mentalmente. Si tienes un pensamiento negativo de ti, diciendo: “ya no estoy para hacer cosas”, tu misma te limitas.

Refranes populares

Como dice el refrán: “el cielo es el límite”. A tus pensamientos y actitudes lo maneja una, pero si crees que por una determinada edad, vas a tirarte a llorar en vez de CRECER

Opiniones y entrevista

En mi Seminario estaban presentes mujeres de todas las edades, como: Mónica tiene 58 años, que trabaja en el campo y a su vez trabaja como docente. Thelma tiene 65 años, es arquitecta y artista plástica y Sonia tiene 72 años y es decoradora de interiores.

La edad que sentis a pesar de ser cronológica
La edad que sentis a pesar de ser cronológica

Encontrándote con estereotipos y prejuicios

Mónica: Estereotipos en el mundo de cualquier profesión hay muchísimos, de hecho, en general siempre hay muchos menos papeles de trabajo para mujeres que para hombres; y en particular, para mujeres maduras a partir de los 50.

Arrastramos ese pensamiento antiguo y arcaico de que la mujer sirve solo para cuidar del nido conyugal y de sus hijos.

Entonces, en el momento en el que no puede tener hijos o los ha tenido, muchas engordan y obviamente, no es visible, no existe para el resto del mundo.

Afortunadamente, eso está cambiando, pero no mucho pues las mujeres tenemos mucho para dar.


Thelma: estoy de acuerdo con Mónica y a la vez, me apena cuando hay hombres que tratan de infravalorar el papel de la mujer. Cuando quedé sin trabajo, dado que hacía allí mis servicios en una empresa de arquitectura. De pronto me encontré con un colectivo bastante duro de roer, porque cuando pasas los 60 años, es como que eres un trapo que no se puede volver a usar.

Entonces debí reciclarme, ya que me dijeron en una empresa en la que me postulé que: “cuide a mis nietos en vez de sacar el puesto a uno más joven”. Lo cual me quedé flipando. Por lo que me pregunté: ¿por qué no tener mi propio estudio de arquitectura y contratar gente de edad madura? Hoy somos un plantel de 20 personas trabajando muy a gusto y sin depender de nadie.

Sonia: en mi caso, ya he pasado por la edad jubilatoria, pero no me iba a tirar a tejer, cuidar mis nietos que me encanta y nada más. Yo también puse un estudio de decoración de interiores junto a mi mejor amiga que por años habíamos trabajado juntas. Nuestros clientes están encantados cuando nos ven, porque nuestros espíritu con ideas renovadoras les fascina.

La edad que sentís1
La edad que sentis a pesar de ser cronológica

Si pudieran cambiar un estereotipo

Mónica: Yo quiero que todo el mundo sea consciente y que entiendan que hay una segunda edad y no la tercera, como nos catalogan.

Estamos en una plenitud, con ese sentido más agudo de sabiduría, y que si no saben valorar lo que una mujer es capaz de hacer y decir a la edad que se tenga, entonces que los hombres peguen media vuelta y sigan en la suya siendo arcaicos,, porque ellos que hoy son jóvenes también serán maduros algún día y no querrán que se les trate como viejos trapos en desuso.

Transitando la edad madura

Mónica: Cada vez hay más mujeres con cargos públicos y privados con muchas responsabilidades y que aunque estén transitando por la edad madura, tienen todo el derecho de seguir hasta donde ellos puedan dar de si mismas.

El tema del machismo y el feminismo tiene que ver con la visión que hay sobre la mujer madura. Un hombre de 60 o de 65, es atractivo, sigue siendo objeto de deseo, y hasta es protagonista de historias interesantes, románticas y más, o ¿no es verdad? Claro que si, y lo mismo la mujer. Sin embargo, a nosotras no se nos considera, ¿por qué? Luego hay excepciones, afortunadamente, pero pocas…

La edad que sentis a pesar de ser cronológica2
La edad que sentis a pesar de ser cronológica

Thelma: Opino que hay hombres que no miden su hacer y sus palabras, y hablo de tanto hombres jóvenes y maduros de 40 en adelante que no piensan correctamente y que aún hacen que no CREZCAN a la par en todo sentido

Sonia: En mi opinión, debemos CRECER y no saben aún ese término

¿La mujer y los cambios hormonales, indican vejez?

Sonia: Soy un ejemplo un claro ejemplo de que, con 72 años, puedes tener una vida plena en todos los sentidos: como mujer, como profesional, como todo.

El tema hormonal no es una espada de Damócles, porque el hombre también lo pasa a una cierta edad, cuando a veces entre los 39-40 años, empiezan a notar que ya no son tan viriles y que eso no les afectará en lo profesional.

Todo esto se supone un antes y un después, pero para bien. Pasa que hay mentalidades en que no están preparados para asumir que la mujer a pesar de todo, es activa y el hombre se suele ahogar en un vaso de agua, cuando cree que “no sirve más”. Tanto mujer como hombre pueden dar mucho, pero mucho, si así lo desean.


¿Se cuidan mucho en la salud?

Thelma: La verdad es que yo tengo buena genética, que eso es importante. De todas formas, yo me cuido, voy al gym, hago dieta de vez en cuando y, siempre que puedo, utilizo productos para el pelo y la piel específicos para las exigencias de nuestra edad.

Además, voy a un experto en antiage y cada tanto me pongo vitaminas. Me preparo para hacerme más mayor y llegar bien. Cuidándome y sabiendo que todo el tiempo que pueda estar lo mejor posible es bueno.

No me gustaría en un futuro hacerme un lifting o estar obsesionada con que no me aparezca ni una sola arruga. Me gusta disfrutar de la vida.

La edad que sentis a pesar de ser cronológica3
La edad que sentis a pesar de ser cronológica

Sonia: No soy mucho de cremas, pero si de vez en cuando se me seca un poco la piel, alguna que otra crema. Si soy de ir a la peluquería a darle color a mi pelo y hacerme la manicura en manos y pies. Soy vegana por lo que me mantengo en el peso. Si me gusta caminar, eso me permite desconectar y me hace feliz

Mónica: me gusta ponerme cremas anti-edad, me hago mascarillas y me baño todos los días al levantarme, pero una vez a la semana, lleno la bañera con leche de coco para que mi piel se sienta suave. Dietas no hago. Si hago zumba, vo dos veces a clases de bachata para mover el cuerpo.

Conclusión

¿Qué mensaje le dejarían a nuestras lectoras?

Mónica, Thelma y Sonia ríen  y al unísono dicen: “que a partir de los 50, la libertad y la sabiduría forman una ecuación estupenda para ser muy feliz”. Ese es el lema que ellas tienen y que todas deberían tener.

Preguntas al lector:

¿Qué te ha parecido esta entrevista? Cuéntanoslo en un comentario a continuación y recuerda: lo bonito de cumplir años es seguir siendo nosotras mismas, con nuestras ganas de vivir, llenas de ilusión y libres. ¡No te pierdas las actualizaciones que iremos haciendo mes a mes en #elblogdevivianagonzalezdemarco 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *