¿Qué sabes ahora de tu pareja actual cuando has pasado los 50?

De joven creias conocer a tu pareja

¿Qué sabes de tu pareja?

Cuando eres joven, y te enamoras, todo lo ves color de rosa, pasión, lujuria, complicidad pero pasado muchas décadas conviviendo juntos, la cosa cambia. Pensar que toda una vida en común, significa que ya sabes algunas por no decir muchas cosas acerca de tu pareja, ¿a que sí? ¿obvio no?


Lo que, puede ser muy útil para planificar actividades, maldades, sorpresas y más historias. Confiesa: ¿cuánto sabes realmente de tu señor esposo/a?

Conoces su comida favorita, lo que le hace reír, su más tierno sueño de la infancia, lo que le molesta, cuando se enoja y pone el grito en el cielo y hasta todos los achaques que padece.

Después de tantos años juntos, resulta curioso todo lo que sabes sobre tu pareja, pero muchas veces nos sorprendemos más de todo lo que nos queda por aprender.

Lo que has aprendido de tu pareja
Lo que has aprendido de tu pareja

Por momentos, hasta nos preguntamos: ¿si era ese el hombre o mujer con el que se soñaba casar? ¿valió la pena? ¿era lo que yo quería para mi?

Cosas que no admitirá delante de nadie, solo de ti

Tal vez nunca aprendió a nadar, a montar a caballo, o tal vez tiene fobia a los bichos. Sabes que nadie se siente cómodo desvelando sus “fallos” al resto del mundo, pero en ti sabe que tiene un confidente fiel, y eso hace que vuestra relación sea tan especial. Lo más importante es que no te burles de sus fallos.


Cómo aborda las tareas domésticas

Puede que te haya ayudado desde el minuto uno cuando se casó contigo y eso es una gran ventaja, o puede que su madre le haya enseñado que el hombre trabaja fuera y la mujer en la casa. Probablemente en vuestros primeros días de convivencia, tales paradojas te resultaban exasperante, pero, ¿te has dado cuenta de que ahora las aceptas con sus pro y contras?

Sus miedos secretos

Hoy por hoy conoces sus miedos, lo que le angustia, como por ejemplo: volar en avión, conducir en la carretera de noche, a que le pase algo a su familia, a no tener un trabajo para sustentar a la familia. Sean cuales sean sus temores, lo más seguro es que seas la única persona que los conoce. ¡Sigue así y mantén sus secretos a salvo!

Los miedos de tu pareja
Los miedos de tu pareja

Su destino de vacaciones favorito

En cualquier momento del año puedes coger un mapa del mundo y adivinar a qué lugar exacto apuntaría su dedo para viajar si le preguntaras: “ Rubén, ¿a dónde nos vamos?”. La respuesta no te iba a sorprender, para explorar extensos climas exóticos o un destino de relax y desconexión en pareja o en familia.

A estas alturas ya sabes perfectamente si tienes a tu lado a un aventurero o a un hogareño empedernido. Y lo más bonito, es que sientes que con solo mirarle ya saben lo que hacer.

Su comida favorita de todos los tiempos

Probablemente, esto es algo que aprendiste hace mucho tiempo, y es un plato que disfruta siempre que puede, ya sea en el menú de una comida familiar o en una cena romántica.

Yo por ejemplo: cuando estaba de novia, al que hoy es mi marido,preparé una cena romántica para nosotros dos solos y le hice una comida a base de carne, patatas en cuadrado, aceitunas y nata con mayonesa y mostaza y le ha encantado. Y es su plato preferido desde ese momento. Por lo que cuando hoy se lo hago, lo disfruta muchísimo.

La comida predilecta de tu pareja
La comida predilecta de tu pareja

Lo que le hace reír

El sentido del humor compartido nos ayuda a superar los baches que experimentan todas las relaciones de larga data. Saber dónde tiene cosquillas, si su sentido del humor es seco, absurdo o ácido, es parte de lo que nos hace funcionar como pareja.

Si sabes qué bobadas de los programas de la tele le hacen llorar de risa, cuando escucha algún chistes, tienes una herramienta en tu arsenal para cuando tengas que animarle. Son estas pequeñas cosas las que envuelven una vida llena de amor, y que son tan importantes cuando se trata de mantener viva una relación.


Lo que le hace llorar

Quizás las injusticias, la pobreza, despedirse de vuestro perro cuando ha partido, o simplemente, una película triste. Si tu hombre es de los que a veces llora, ¡enhorabuena! Eso es mucho más saludable que guardárselo todo dentro.

De mayor quiero ser…

Si le has preguntado a tu pareja saber qué inspiró y entusiasmó para hacer lo que hoy es en su profesión cuando era joven, añade una dimensión extra a la relación de pareja; después de todo, te da una idea del hombre que era antes de conocerte, del niño que soñaba. Sabiendo esto, ¿dirías que su vida ha estado a la altura de las esperanzas y sueños de su juventud? Una mirada fugaz a la familia y al hogar que han construido juntos debería darte la respuesta.

La profesión de tu pareja
La profesión de tu pareja

La rutina en todos los órdenes

Es verdad, que a veces la rutina cansa, pero que si bien nos molesta, podemos tener un cambio de actitud. La rutina de la casa, la rutina en las relaciones íntimas, etc. ese ir aparcando cosas que ya no nos proporciona esa pasión con que lo hacíamos antes y es que deben motivarse mutuamente. Ambos deben poner cosas de sí para no caer en los mismos patrones de siempre. Sabes que tu compañero/a de vida les cuesta arrancar en ciertos aspectos y es en ellos en los que debemos trabajar.

Conjugar el verbo adorar

Puede que no siempre lo demuestre, pero, después de todos estos años juntos, superando los malos y buenos momentos y deleitándose en la tranquilidad del hogar, su amor por ti y el tuyo por él han sido la piedra angular de la vida en la que vivís ahora. Seguro. Por más duro que parezca por fuera T-E-A-D-O-R-A. Aunque claro está, que a veces queremos escucharlo en vez de darlo por entendido.

¿Qué te ha parecido este post? ¡Espero que te haya gustado! Y ahora te toca a ti. Cuéntanos, ¿cómo mantienes vivo el amor y sigues conectando con tu pareja? ¡Me y nos encantaría saberlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *