¿Cómo nos afectan los ácaros en la salud? ¿Cómo combatirlos?

¿Cómo nos afectan los ácaros en la salud? ¿Cómo combatirlos?

Estos insectos

Como sabrás, en nuestra vida diaria convivimos con millones de microbios y ácaros, que en la mayoría de las veces, no son visibles para los humanos. Por regla general, lo ácaros son insectos que pican o que entran en las vías respiratorias y producen una gran variedad de infecciones, molestias o alergias. El antídoto más potente contra estos insectos, es la limpieza a fondo de la ropa y estancias de la casa, así como la ventilación

Los ácaros, pueden picar al ser humano y manifestarse en forma de picaduras o irritaciones, pudiendo aplicar alguna pomada calmante sobre la piel.

Otro de los grandes problemas

Otro de los grandes problemas que producen los ácaros, son los problemas respiratorios en aquellas personas que son sensibles a ellos, pudiendo desembocar incluso en asma.

La más común de las afecciones que producen los ácaros es la alergia, haciendo que miles de personas sean alérgicas al polvo y a los ácaros. La mejor manera de combatir esta alergia, es ventilando a diario las habitaciones y lavando con agua caliente sábanas y ropa de cama.

Dependiendo de la sensibilidad de la persona, los ácaros pueden llegar a producir dermatitis en diferente grado en muchas personas. Por eso, ante la duda conviene hacerse las pruebas de la alergia para detectar esto a tiempo.

Si la dificultad de respirar va a más, se complica con un problema de oídos, algunas personas alérgicas a los ácaros pueden llegar a padecer rinitis. En este caso, lo más conveniente es seguir algún tratamiento marcado por un médico.

Para prevenir estas consecuencias sobre tu salud, es menester limpiar día a día y ventilar cada estancia.

Qué son los ácaros

Los ácaros son unos artrópodos muy pequeños, tanto que son invisibles al ojo humano. Dependiendo de la especie su tamaño puede variar desde los 0,5 milímetros hasta los 0,2.

Normalmente, suelen vivir en sitios cerrados, en los que no llega la luz y preferiblemente donde hay polvo. Es por eso que se pueden encontrar en almacenes, habitaciones cerradas, cocinas o graneros.

Estos se alimentan de pequeños trozos de comida presentes en el ambiente y el polvo, razón por la que muchas personas presentan síntomas alérgicos ante el polvo.

No obstante, las especies que suelen causar alergias son los que habitan en el polvo de la casa y que, básicamente, son los Dermatophagoides farinae y los Dermatophagoides Pteronyssinus.

Por si no lo sabías nuestra piel se va renovando de forma constante, desprendiéndose de pequeñas escamas poco a poco. Es de estos pequeñísimos trozos de piel de los que se alimentan estos tipos de ácaros. Es por eso, que donde más habitan son en esos sitios y objetos en los que podemos encontrar más restos de piel: sofás, ropa, almohadas, colchones, alfombras, peluches o mantas.

Tips a seguir

Una de las principales medidas que deberás tomar para prevenir los ácaros, será ventilar tu casa correctamente, especialmente los dormitorios por las mañanas.

Asimismo, deberás llevar a cabo una limpieza frecuente y profunda de las distintas estancias del hogar. Para ello, te recomiendo aspirar en lugar de barrer (para evitar levantar y dispersar el polvo) y, posteriormente, fregar el suelo.

A la hora de limpiar los muebles y quitar el polvo, también será mejor usar trapos húmedos que secos o plumeros, puesto que estos últimos esparcirán el polvo que contiene ácaros y facilitará su proliferación.

No se recomiendan las alfombras ni moquetas para aquellas personas especialmente sensibles o alérgicas a estos microorganismos. De esta forma, si quieres prevenir la proliferación de los ácaros del polvo, será necesario que las retires o -al menos- las limpies muy frecuentemente.

Temperatura para lavar

Por otro lado, las sábanas, mantas, edredones, etc. deberán lavarse con agua caliente -a más de 50ºC- para evitar y acabar con los ácaros del polvo.

También se recomienda, evitar los colchones de lana y almohadas de pluma, puesto que fomentan la concentración de estos animales. El uso de fundas anti ácaros para los colchones y almohadas será de gran utilidad para prevenir los ácaros del polvo en la cama.

Por otro lado, también resultará fundamental mantener la humedad de la casa a un porcentaje menor al 50% para reducir el crecimiento de los ácaros del polvo.

Cómo eliminar los ácaros

Para evitar que los ácaros nos generen problemas, deberemos llevar a cabo una correcta y profunda limpieza del hogar. Hacerla una vez a la semana y luego repasar todos los días. Si cambiar sábanas, mantas y cubrecamas al menos una vez a la semana.

Cómo saber si hay ácaros

Teniendo en cuenta que no son visibles al ojo humano es normal que mucha gente se pregunte la manera de saber si hay ácaros en su casa o en su habitación. La respuesta a esta pregunta es muy fácil: si que hay ácaros, hagas lo que hagas los va a ver o percibir de alguna forma.

De hecho, mientras no seas alérgico, tampoco resulta un problema que los haya y mientras lleves una higiene correcta no debe haber más inconvenientes. Los ácaros, están a nuestro alrededor igual que lo están los microbios u otros elementos microscópicos.

La siguiente pregunta es, ¿y ahora qué? Que hayan ácaros, no significa que no debamos hacer todo lo posible para reducir su número y así evitar cualquier tipo de síntoma.

Es por eso que a continuación te explico cómo eliminar estos microorganismos del colchón y la cama, dos de los sitios donde más proliferan. Para ello hay que tener en cuenta ciertos aspectos sobre los ácaros y las condiciones en las que se reproducen, para intentar prevenirlas. Por ejemplo: a estos artrópodos les gusta la humedad alta, cerca del 70% y una temperatura entre los 20 y los 30ºC. Por otro lado, con una humedad inferior al 50% le cuesta más sobrevivir.

Teniendo todo esto en cuenta, no es de extrañar que en otoño y primavera sea cuando más ácaros hay, así como que sean más habituales en las zonas cercanas a la costa que en el interior.

Cómo eliminar ácaros del colchón

El primer paso esencial que deberás seguir para poder eliminar los ácaros de tu hogar, es ventilar diariamente todas las estancias de tu casa, especialmente los dormitorios. Para ello, es recomendable que abras las puertas y ventanas durante al menos 30 minutos para que, así, corra el aire y se renueve.

Asimismo, los colchones, son uno de los hábitats más comunes de estos arácnidos, por lo que también deberás airearlos frecuentemente; intenta hacerlo como mínimo una vez cada mes, cada 2 semanas si es posible.

Por su parte, la higiene del colchón es algo fundamental. Para eliminar los ácaros el colchón, se debe lavar una vez a la semana utilizando el aspirador y una vez cada 6 meses en profundidad.

Limpieza del colchón

La limpieza del colchón para eliminar los ácaros, se puede hacer en casa con productos que seguro tienes. Simplemente debes esparcir por toda la superficie del colchón una mezcla de agua con bicarbonato de sodio frotando. Mezcla una cuchara de detergente en polvo con un litro de agua y, después de dejar pasar 10 minutos para que el bicarbonato actúe, limpiar la superficie con esa mezcla. Finalmente deja que se seque al aire libre o hazlo en el interior con la ayuda de un secador.

Como hemos explicado anteriormente, los ácaros proliferan en humedades altas. Es por eso que es muy importante reducir la humedad dentro de la casa, por eso se recomienda mantenerla por debajo del 50%. El uso de aire acondicionado y de aparatos deshumidificadores son dos buenas maneras de conseguirlo y evitar así la proliferación de ácaros.

Por otro lado, existen acaricidas (o spray anti ácaros), unas sustancias químicas que eliminan los ácaros. Estos sprays anti ácaros, no son tóxicos para los humanos, por lo que puedes usarlos sin problema.

Además, a día de hoy, los puedes encontrar con mucha facilidad en cualquier supermercado. Sin embargo, hay algo que debes tener en cuenta, y es que estos productos matan los ácaros pero no eliminan sus restos. Dado que los excrementos de los ácaros sin los principales alérgenos, después de usarlo debes limpiar profundamente para acabar con sus restos.

Finalmente, debes saber que también, que existen fundas anti ácaros que pueden ayudar a no estar en contacto directo con estos microorganismos.

Cómo eliminar ácaros de la cama

Pero, para eliminar los ácaros de la cama no basta con mantener limpio el colchón. Existen otros elementos, como: la almohada o las sábanas que hay que tener en cuenta, más si son los que están en contacto directo con nuestra piel.

A la hora de lavar sábanas y almohadas deberás hacerlo a una temperatura superior a los 60ºC, ya que será la única forma de acabar con los ácaros y crías que puedan haber allí. También, es importante que las cambies a menudo, de ese modo conseguirás eliminar los ácaros que se hayan acumulado.

Cómo prevenir los ácaros

A menudo nos fijamos solo en la cama, los colchones o las sábanas. Sin embargo, estos parásitos están por toda la casa. Es por eso, que debemos tener consciencia sobre cómo prevenir los ácaros en toda la casa:

  • Por otro lado, las alfombras y moquetas, también concentran muchos ácaros, es por esto que se recomienda quitarlas en la medida de lo posible, pero en caso de no querer o poder hacerlos, deberás llevar a cabo una correcta limpieza de alfombras y mantenimiento de moquetas.
  • A la hora de limpiar el polvo, deberá hacerse con la ayuda de un trapo húmedo y un aspirador que lleve instalado un filtro adecuado, en lugar de usar un plumero o un paño seco, para evitar que los ácaros y demás partículas del polvo queden suspendidas en el aire.

Es importante eliminar los ácaros porque pueden afectar negativamente a tu salud ya que, si tu casa tiene estos insectos, es probable que sientas algún picor o irritación en la piel cuando entres en contacto con los sitios donde se han instalado estos insectos. También pueden producir problemas respiratorios, sobre todo a las personas que tiene alergia a los ácaros, incluso puede aparecer dermatitis.

Espero que te haya gustado este post y compartas amén de dejar un comentario o bien me puedes escribir a: contacto.glamouretstyle@gmail.com

Deja una respuesta