¡Dame 5 minutos y harás unos Falafel espectaculares!

La primera vez que conocí y degusté el Falafel, me quedé enamorada. Es un clásico de la gastronomía judía y árabe en la que son especialistas en hacer esta delicia. Cuando estaba de novia con mi marido, mi suegra hizo unos Falafel y lo acompañó con varias salsas y pan pita. Curiosa de toda clase de gastronomía, le pregunté qué era y cómo se hacía.

Como mi suegra era un pan de Dios, me explicó cómo hacerla paso a paso como yo que voy a explicartela aquí en este post.

Sea como sea, estamos ante un plato muy fácil de preparar y absolutamente delicioso. Además, es muy sano y completo… digamos ¡una manera diferente de comer legumbres! A veces me he preguntado ¿cuáles son las razones por las que no somos tan consumidores de legumbres? Aquí va…

Ingredientes

  • 175 grs garbanzos
  • 1 cebolla de verdeo
  • perejil fresco en ramas
  • cilantro en ramas
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
Falafel
Falafel

Preparación

Paso 1:

La noche anterior a utilizar, pone en remojo los garbanzos en abundante agua fresca con una pizca de sal.

Paso 2:

Pelas la cebolla de verdeo y pícala muy finita. Otra opción estupenda y que dará aún mejor resultado para tus falafel es rallar la cebolla. En este caso tienes que tener en cuenta dos cosas: que al rallarla vas a llorar muchísimo más que si la picas con un cuchillo sobre la tabla de cortar (un truco que me enseñó mi abuela y mi madre es pasarla por agua caliente y luego le echas un chorrito de limón y asi podrás picarla sin llorar) Otro cosa muy importante que debes tener en cuenta si rallas la cebolla es que de esta forma va a soltar mucha más agua… así que una vez rallada, pasa la cebolla a un colador para escurrir todo su agua.

Falafel en pan pita
Falafel en pan pita

Paso 3:

Picas el cilantro y el perejil muy finitos. Y ten en cuenta que seguramente pensarás que se trata de mucha cantidad, y que nunca has preparado ningún plato con tanta cantidad de perejil. No te equivocas, es que el Falafel lleva mucho perejil y cilantro, por eso al abrirlo tiene un característico color verde. No lo dudes y pica mucha cantidad.

Paso 4:

Ahora tienes que triturar el garbanzo previamente escurrido. Aunque el remojo durante toda la noche lo habrá ablandado bastante, aún estará lo suficientemente duro como para hacer trabajarlo con un pisapatatas. Así que, es mejor coger tu procesadora de alimentos. El resultado debe ser el de una harina gorda.

Paso 5:

Una vez que tengas los garbanzos ya triturados, pásalos a un bol e incorpora la cebolla, el perejil y el cilantro. Mezclas todo bien con la ayuda de una cuchara de cocina o, mejor aún, con las manos. Rectifica de sal y una pizca de pimienta.

Falafel con acompañamientos
Falafel con acompañamientos

Paso 6:

Ve formando las bolitas de Falafel con las manos humedecidas. No deben ser muy pequeñas, pero tampoco demasiado grandes.

Paso 7:

Ahora coge una sartén y con abundante aceite de oliva, la pones a fuego medio y cuando esté caliente, ve friendo por tandas tus Falafel. A medida que vayan estando bien doraditos, ve sacándolos con una espumadera y lo vas poniendo en una fuente con un papel absorbente para que largue el aceite y queden crocantes.

Presentación del Falafel:

Sirve tus Falafel recién hechos aunque si sobran no te preocupes, puesto que fríos también están riquísimos. Puedes acompañarlos con salsas de yogur con un poco de menta picada, o con una salsa hecha a partir de tahini, pero van con cualquier tipo de salsa. Sea como sea, son tan deliciosos que vas a querer comer más.

En la gastronomía judía suelen ponerlo dentro del pan pita.

Si tienes alguna duda sobre esta receta o quieres hacerme una pregunta, puedes escribir a: glamouretstyle@gmail.com

2 comentarios sobre “¡Dame 5 minutos y harás unos Falafel espectaculares!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *