Descubre los secretos de Alexia González Reus

Alexia

Descubriendo a una joven escenógrafa

Tuve la oportunidad de hacerle una entrevista a esta excelente escenógrafa argentina, nacida en Bahía Blanca, Alexia González Reus, quien con su carácter divertido, juvenil y vivaz, me ha explicado todo acerca de lo que desconocemos sobre la

y que siempre están detrás de bambalinas en un teatro, televisión o escuelas sin conocerles en detalle quiénes son.

Todo comenzó…

  • Alexia, ¿cómo fue que has elegido formarte en escenografía? ¿cómo consideras que ha de formarse una escenógrafa?
    Fue una decisión que se fue formando con el tiempo en realidad, en la secundaria fui a un colegio con orientación en Economía y Contabilidad, y estaba mucho más que decidida que no quería tener algo que ver con eso en el futuro. Por lo cual fui varias veces a la “Muestra de las Carreras” que se organiza todos los años en el Club Universitario, la primera vez tomé todos los folletos de absolutamente TODAS las carreras que se dictaban en Bahía Blanca y encontré que en el Instituto Juan XXIII dictaron un taller de Orientación Vocacional gratuito, al que no dudé en inscribirme, aunque faltaran dos años para tomar la decisión de que carrera seguiría. Al llegar a casa analicé todos los folletos uno por uno, y miré sus programas de estudios, materias y salida laboral; y dentro de las opciones había muchas con orientación artística y otras con orientación en humanidades. Durante el proceso del taller, uno va trabajando sobre uno mismo y que pretende para su futuro, y no fue hasta las últimas clases que me decidí por la Tecnicatura en Escenografía, más que nada por las materias que incluía. Ya en la carrera, me di cuenta de que me gustaba lo que estaba estudiando, pero no estaba del todo convencida de que fuera a vivir de ello. No hasta que conocí un gran profesor, y ahora amigo y colega (Darío Barco), que me abrió los ojos y me llenó de oportunidades durante la cursada y posteriormente.
    Un escenógrafo nunca deja de formarse en realidad, yo estoy en constante aprendizaje, porque más allá de lo que me han enseñado en la Escuela de Teatro, la experiencia es lo que en realidad nos forma, y el nunca dejar de capacitarse e ir evolucionando, actualmente me inscribí en la carrera de Arquitectura que dicta la UNS para poder desarrollar otros métodos de trabajo, ya más computarizados, además de yo creer que los grandes escenógrafos en Argentina suelen ser arquitectos también.

    "Estado de Sitio"
    “Estado de Sitio” gentileza del fotógafo Nico Diez

Áreas en la especialidad

  • ¿Qué áreas de conocimiento se incluyen en esta especialidad?
    ¡La verdad, es una carrera muy amplia en conocimientos! Primero durante la carrera, vas desarrollando toda la evolución histórica del arte en todos los aspectos, arquitectura, pintura, escultura, vestuarios y trajes, etc; por otro lado la evolución de distintas teorías que nos llevan a un fundamento de los diseños que logramos, color, valor, matices, figuras-fondos, texturas, signos visuales; vas aprendiendo un poco de psicología básica y a analizar a los espectadores, saber hacia dónde uno quiere llegar con los trabajos y cómo lograrlo; luego ya en las materias más específicas se abre el campo de salida laboral, aunque siempre se haga más hincapié en obras de teatro, siempre se realizan diseños para cine, televisión, maquetería, vestuarios, pasarelas, stands, locales comerciales, recitales y vidrieras.
    Un escenógrafo se puede dedicar a hacer bocetos, diseños, realizaciones, montajes, asistencia técnica, y proyectos para presentar en distintos lugares de Cultura.



  • ¿Qué consideras como importante en la planificación en una escenografía?
    El primer paso es hacer un boceto, el cual tiene que gustar al director o persona que te contrata, y dar una buena explicación de el por qué de cada detalle. Sobre ese boceto se trabaja y se hace especial detenimiento con qué recursos se cuenta para llevarlo a cabo y qué presupuesto monetario y temporal se necesita. Y lo más importante es la comunicación con el director, pero tratando de evitar que se modifique la idea original sobre la cual se iba a trabajar, ya que suele pasar, que a medida que el trabajo actoral avanza se suelen querer cambiar cosas del trabajo escenográfico.

     "Hay que esperar..."
    “Hay que esperar…”

El papel de los actores/actrices

  • ¿Crees que la iluminación, los colores, los aromas son esenciales para que un actor/actriz se sienta cómoda al ir a escena?
    Bueno, si bien un actor se tiene que sentir cómodo para salir a escena, los técnicos también deben sentirse cómodos con los actores para salir a escena. Para eso técnicos y actores deben compartir ensayos. Pero no opinar uno sobre el trabajo del otro. De eso deben encargarse los directores.
  • La puesta en escena siempre es un momento de nervios y tensiones; ¿qué condiciones deben darse para que todo salga tal y como estaba previsto?
    "Hay que esperar"
    “Hay que esperar”

    Como decía anteriormente los ensayos son fundamentales, y más que nada aquellos que se asemejan a lo que realmente va a suceder, en cuanto espacio físico y recursos que se van obteniendo a lo largo del proceso de las obras.

Creatividad

  • Dentro de tu carrera profesional, ¿destacarías alguna obra por su especial creatividad?
    Hay dos obras que de momento son mis favoritas, en las que tuve la oportunidad de trabajar y compartir mucho tiempo y espacio con los directores y actores. La primera fue “Hay que esperar…” Con la dirección de Jorge Habib, y la actuación de Nicolas Diez, Yamila Arzua Rinaldi y Teresa Prost (gran escritora y narradora de cuentos infantiles); esta obra es una obra de circo, teatro y cuentos para disfrutar en familia. Uno se la pasa esperando algo: la tarta en el horno, esa llamada, el título, el resultado de un análisis, un nacimiento, un premio… Mientras esa espera permanece, vivimos… Nada más ni nada menos. Y la obra se centra allí: en esa espera.
    Y luego tuve la oportunidad de seguir trabajando con Nico y Yami para el infantil “Pipa y Fermín, el juego de Timor” donde estos dos niños descubren un juego de tablero que los transporta a otra dimensión donde tienen que enfrentar desafíos personales para poder volver a su habitación. Muy característico de Nico y Yami es el arte circense en sus obras, y es una temática que me encanta trabajar porque siempre hay algo nuevo que descubrir que no deja de sorprenderme.



  • Entiendo que el campo artístico de la escenografía es un mundo muy cerrado (corrígeme si me equivoco) ¿Cómo son las relaciones entre los profesionales? ¿Quiénes son tus principales interlocutores?
    No puedo afirmar que sea un campo cerrado, pero sí que de a poco hay que ir haciéndose un hueco para instalarse. Con los profesionales es como en todo en la vida, uno sabe cómo es su forma de trabajo y carácter, y sabe con quién le gustaría relacionarse y con quiénes no. Mis principales interlocutores son mis amigos escenógrafos, otros técnicos que participen dentro de una obra, el director, el asistente, en menor medida con los actores (dependiendo de cuán grande sea la producción), y los más importantes, mi familia.
  • ¿Existe alguna diferencia entre la producción pública, financiada con recursos públicos, y una producción privada a la hora de desarrollar tu trabajo?
    Existe mucha controversia en esta pregunta, ya que mi ideología es que una buena producción es la que logra mucho con pocos recursos (económicos). Existen producciones que se conocen que tienen dinero para poder financiar una obra maestra, pero que muchas veces no le dan la importancia necesaria al trabajo escenográfica. Y luego tenemos la función de Egresados de la Escuela de Teatro de Bahía Blanca que es financiada por la pequeña cooperadora que tiene la escuela y hacen puestas magistrales. En mi función no se gastó mucho dinero en escenografía ya que fue a base de cajones de verdulería, que se regalan.

Vivir de lo que nos apasiona

  • Una pregunta un tanto para pensar: ¿Qué es, a tu juicio, lo mejor y lo peor de esta apasionante profesión?
    Lo peor de esta profesión es que no todo el mundo artístico le da la importancia necesaria al papel de un escenógrafo, muchos prefieren solucionarlos por sí mismos, aunque no hayan estudiado para ese objetivo.
    Lo mejor es que al abrirse una puerta en el mundo profesional automáticamente se empiezan a abrir una tras otra. Uno no tiene un momento en el que aburrirse. Cada puesta y cada trabajo son completamente diferentes.

    obra de Mariela Bedini, "Rebelión en el Taller de los Muñecos" l
    Obra de Mariela Bedini, “Rebelión en el Taller de los Muñecos”

    Conceptos creativos

  • Entonces, ¿estamos hablando de escuelas, de conceptos creativos? ¿Tiene cada país un estilo propio?
    Hace poco participé de un debate de técnicos bahienses y llegué a la conclusión de que lo que tiene cada país son métodos de trabajos diferentes. En Argentina existen muchos grupos de Teatro Independiente, donde el presupuesto monetario es poco, por lo cual uno tiene que salir a la calle y ver qué se encuentra y qué se puede utilizar para así ahorrar gastos y si se necesita comprar algo si o si, se compra y luego se ve cómo recuperar el dinero. En España, por lo que tengo entendido, desde el principio está planteado el monto a gastarse, y no se puede superar lo ya estipulado, y el reciclado de materiales de calle no es tan común. Acá atamos con alambre todo y quedó…jajaja
  • Hablemos del mecenazgo en el mundo de la escena, de lo que se cuece tras las bambalinas
    En Bahía Blanca tenemos la suerte de tener el Fondo de las Artes que a pesar de que con el tiempo ha sufrido ajustes, son muchos los proyectos que se aprueban durante el año. Cuanto más completo esté el proyecto más posibilidades hay de que te lo acepten, luego hay dos opciones, te dan un subsidio o te financian el proyecto para que se lleven a cabo.
Enroscados y en Apuros
Obra Enroscados y en Apuros. Una adaptación de Rapunzel

Sueños y más sueños

  • Para finalizar, ¿de qué ópera o de qué ballet te hubiera gustado realizar la escenografía?, ¿con qué director, con qué artista?
    Bueno, sí de soñar en grande hablamos… me encantaría trabajar en Disney y para Disney. Soy una gran fanática de la vida de Walt Disney y todo lo que ha hecho en su vida, es mi principal referente como artista. Hasta hace poco estuve realizando un taller gratuito a distancia que se llama “Pixar in a box”, te muestran y enseñan su metodología de trabajo.
    A nivel nacional me gustaría trabajar con Flavio Mendoza, ya sea con sus puestas de aquadance o con el circo de los Hermanos Servian. Siempre que vi una producción de él(Flavio Mendoza) quedé fascinada.

Si necesitas más información o deseas contactar con la escenógrafa Alexia González escribe a: alexiagreus@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *