Desvelando misterios: La piel de gallina y el escalofrío

Desvelando misterios La piel de gallina y el escalofrío

Sensación de piel de gallina

La sensación de «piel de gallina» o «el escalofrío repentino» que sentimos, a menudo acompañado de un espasmo en el cuello y la cabeza, es una respuesta física involuntaria del cuerpo que se conoce como «respuesta pilomotora» o «reflejo pilomotor». 

¿Por qué no sabían responder

Siempre me preguntaba de chica, ¿por qué razón se me ponía esa piel de gallina o ese escalofrío repentino?.

Recuerdo, que nadie sabía responderme a este dilema. O me respondían que no era nada, que solo era algo pasajero.

Pero luego, investigando, aprendí que este reflejo, se desencadena por el sistema nervioso autónomo en respuesta a ciertos estímulos.

Al fin, tuve una respuesta a mi pregunta desde pequeña y que nadie me la podía responder.

Factores que influyen

Puede ser causado por diferentes factores, que incluyen:

  1. Temperatura fría: Cuando sentimos frío, nuestro cuerpo puede activar este reflejo para intentar generar calor adicional. Los músculos pequeños alrededor de los folículos pilosos, se contraen, lo que provoca la elevación de los pelos y la creación de una capa de aire aislante alrededor de la piel.
  2. Emociones intensas: La respuesta pilomotora, también puede ser desencadenada por emociones intensas, como el miedo, la emoción o la sorpresa. Estas respuestas emocionales activan el sistema nervioso autónomo, que puede provocar el mismo efecto de contracción de los músculos alrededor de los folículos pilosos.
  3. Respuesta a estímulos sensoriales: A veces, ciertos sonidos, olores, imágenes o experiencias sensoriales pueden desencadenar este reflejo. Esto, puede ocurrir como parte de una respuesta de alerta del cuerpo ante un estímulo potencialmente amenazante o estimulante.
  4. Respuesta al estrés: En situaciones de estrés o ansiedad, el cuerpo, puede activar la respuesta pilomotora como parte de su reacción de lucha o huida. Esta respuesta, puede estar asociada con un aumento en la actividad del sistema nervioso simpático, que prepara al cuerpo para responder rápidamente a una amenaza percibida.

Variedad de estímulos

La sensación de «piel de gallina» y el escalofrío que experimentamos, son respuestas automáticas del cuerpo a una variedad de estímulos, que van desde la temperatura fría hasta las emociones intensas y el estrés.

Mecanismos naturales

Estas respuestas, son parte de los mecanismos naturales de nuestro cuerpo para regular la temperatura, responder a estímulos y adaptarse a nuestro entorno.

  1. Evolutivamente adaptativo: La respuesta de la piel de gallina, se considera una característica evolutiva adaptativa que heredamos de nuestros antepasados ​​mamíferos y ancestros más primitivos. En animales con pelaje, la elevación del pelo ayuda a aumentar el aislamiento térmico al atrapar una capa de aire caliente cerca de la piel, lo que ayuda a mantener el calor corporal en condiciones de frío extremo.
  2. Relación con el sistema nervioso autónomo: La respuesta de la piel de gallina, está controlada por el sistema nervioso autónomo, que regula funciones corporales involuntarias como la respiración, la frecuencia cardíaca y la digestión. En particular, la activación del sistema nervioso simpático está asociada con la respuesta de lucha o huida, mientras que la activación del sistema nervioso parasimpático está relacionada con la relajación y la conservación de energía.
  3. Respuesta emocional: Además de su función termorreguladora, la piel de gallina, también puede estar vinculada a respuestas emocionales y psicológicas. Por ejemplo: algunas personas experimentan escalofríos o piel de gallina en respuesta a experiencias emocionales intensas, como: la emoción, la anticipación o la nostalgia. Este fenómeno a veces se conoce como «orgasmo cutáneo» o «escalofríos emocionales».
  4. Asociación con la hormona del estrés: Los estudios, han demostrado que la liberación de la hormona del estrés, como la adrenalina, puede desencadenar la respuesta de la piel de gallina. La adrenalina, se libera en situaciones de estrés o peligro percibido, preparando al cuerpo para responder rápidamente a la amenaza potencial.
  5. Posible papel en la comunicación no verbal: Algunos investigadores, sugieren que la piel de gallina puede tener un papel en la comunicación no verbal entre individuos. Por ejemplo: en ciertos contextos sociales, como durante la interacción con un líder o durante momentos de gran inspiración, la presencia de piel de gallina puede ser percibida como una señal de emoción o admiración.

Respuestas a dudas

La respuesta de la piel de gallina y los escalofríos, son fenómenos fascinantes que están influenciados por una variedad de factores, que incluyen la temperatura, las emociones, la respuesta al estrés y la fisiología del sistema nervioso autónomo.

Respuestas evolutivas

Si bien la piel de gallina, puede ser una respuesta evolutiva adaptativa en ciertos contextos, también puede estar asociada con experiencias emocionales y psicológicas significativas en los seres humanos.

  1. Relación con la música y la estimulación sensorial: Se ha observado que la música, en particular ciertas melodías o notas emocionalmente cargadas, puede provocar la respuesta de la piel de gallina, en algunas personas. Este fenómeno, se conoce como «orgasmo cutáneo musical», y está relacionado con la activación de áreas del cerebro asociadas con la emoción y la memoria.
  2. Conexión con la empatía y la resonancia emocional: Algunas investigaciones, sugieren que las personas que son más empáticas o sensibles emocionalmente, pueden ser más propensas a experimentar la piel de gallina en respuesta a estímulos emocionales, como: la música, las películas o las interacciones sociales. Este fenómeno, puede reflejar una capacidad aumentada para resonar con las emociones de los demás.
  3. Efectos en la piel y el cabello: Aunque la respuesta de la piel de gallina, es principalmente una reacción neurológica, también, tiene efectos físicos en la piel y el cabello. Cuando los músculos alrededor de los folículos pilosos se contraen, esto, puede hacer que el cabello se erice y se eleve, creando una apariencia de piel de gallina en la superficie de la piel.
  4. Variabilidad individual: Es importante tener en cuenta, que la experiencia de la piel de gallina y los escalofríos puede variar ampliamente entre individuos. Algunas personas, pueden ser más sensibles a ciertos estímulos que otras, y la intensidad, además, la frecuencia de la respuesta pueden depender de factores como la genética, el estado emocional y las experiencias personales.
  5. Respuesta a estímulos positivos y negativos: Si bien la piel de gallina, a menudo se asocia con experiencias emocionales intensas, como: el miedo o la emoción, también puede ocurrir en respuesta a estímulos tanto positivos como negativos. Por ejemplo: algunas personas, pueden experimentar piel de gallina, al presenciar un momento de gran belleza en la naturaleza o al escuchar una historia conmovedora.

Conclusión

La respuesta de la piel de gallina y los escalofríos, son fenómenos complejos que están influenciados por una variedad de factores físicos, emocionales y cognitivos.

Aunque, se han identificado muchas de las causas subyacentes de esta respuesta, sigue siendo un área de investigación activa en la neurociencia y la psicología, ya que proporciona una ventana fascinante a la interacción entre el cuerpo y la mente.

Si te ha gustado este post de hoy, en la que hablamos de la piel de gallina y los escalofríos repentinos, comenta y comparte o si prefieres puedes escribirme privadamente a: contacto.glamouretstyle@gmail.com

Deja una respuesta