¿Enamorarse o no después de un divorcio o viudez?

¿Enamorarse o no después de un divorcio o viudez?

¿Enamorarse o no?

Antes de ayer, hice una pregunta en el grupo de Mujeres en una red social, sobre si enamorarse o no después de un divorcio o viudez. Algunas respondieron que si y otras un rotundo NO. El por qué no volver a enamorarse y convivir en pareja sea casada o no, pues sencillamente porque algunas optaban por decir que deseaban un hombre con cada una de las letras y otras han comentado que no, después de malas experiencias en el amor.

Es verdad, que a cierta edad, cuesta volver a enamorarse y plantearse si convivir o no, así como casarse o no, después de un divorcio o una viudez. En el caso de varias pacientes que tengo con este planteamiento, dudan y por momentos y se contradicen de querer ser felices porque se lo merecen y no estar en soledad como hasta su día de hoy, pero luego dicen: «mejor sola, que mal acompañada». ¿En qué quedamos? ¿Sola o acompañada?.

Lo mismo le pasa al hombre, que luego de un divorcio o viudez, prefieren estar solos en sus casas. Eso si, salir de vez en cuando si necesitan una compañía femenina, pero… como «acompañante con derecho a roce». Aunque ese es otro tema que lo hablaremos en otro post.

¿Por qué no enamorarse otra vez después de una viudez o divorcio?
¿Por qué no enamorarse otra vez después de una viudez o divorcio?

Justamente, hace unos días atrás, llamemos a mi paciente Lupita, se sentía sola desde su divorcio. No quiere ni hablar de pareja, porque pasó mucho dolor, entre engaños y maltratos. Y si llegara a tenerla, la tendría con cama afuera, porque no quiere tener «la carga» de convivir con alguien.

Es respetable el pensamiento. Pero, ¿debemos quedarnos aferrados al pasado, sin hacer un cambio de actitud hacia nosotras para tener felicidad en nuestras vidas, cerrándonos para que nadie nos haga daño nuevamente? La respuesta, la tienes tu.

¿Se tiene miedo a volver a enamorarse?

Nadie está dentro de nadie. Pero si que una persona merece no estar sola, sino, vivir en un estado de felicidad. Entiendo que hay muchos factores para analizar, como: hijos, situaciones complejas vividas en el pasado y presente y muchas más cosas para comprender la situación de cada una. Y aún así, no podemos atarnos nosotras mismas en el pensamientos y actitudes.

Reflexionar, centrarse y recuperar la autoestima adosado la autosuficiencia, es fundamental tanto en la mujer como en el hombre después de pasar por un divorcio o viudez.

No hay reglas fijas para ser felices, pero si, se puede cambiar las actitudes frente a una misma y ante los demás. Dependiendo de cómo fue tu matrimonio, tardarás en recuperarte si lo deseas, y sino, seguirás en tu círculo vicioso. Eso está en ti. Cicatriza esas heridas.

También, tengo otro caso: Amparo, quien ha quedado viuda, hace un año y aún no puede superar la partida de su esposo. Le he aconsejado en la terapia, a que haga algo que le guste, que explote sus hobbies. Ahora que está sola, que sus hijos se han casado y tienen sus propias familias, llegó la hora de pensar en ella misma aunque no lo desee. Además es bueno, que haciendo alguna actividad que le guste, llegue a tener un grupo de amigas para charlar y salir.

Y me ha hecho caso, después de tantas idas y venidas, ya que hoy Amparo ha sonreído nuevamente. Si bien, tiene en claro que enamorarse no nuevamente, por decisión propia, porque su esposo fue, es y será el amor de su vida. Es respetable. Cada persona es única e irrepetible. Y solo ella sabe cómo se siente internamente.

Si bien, ha dado un vuelco de 360º de salir, hacer una actividad que le gusta, ve que se siente acompañada, ríe nuevamente y se siente feliz.

Prohibirse enamorar ante la viudez o divorcio

Entonces, se me ocurrió en una de las sesiones a Amparo, preguntarle también: ¿qué sucedería, si un hombre se acercara y en esos momentos en que se siente contenida, aunque fuera un «conocido» le propusiera ser su compañero de vida hasta el final de la vida? Me sonrió y me contestó: que sería imposible, porque ella no quiere saber nada y además quiere guardarle «fidelidad»a su finado esposo.

¿A qué se llama fidelidad?

Pero, ¿qué es la fidelidad? ¿cada persona que fallece, debe guardar «fidelidad» a un difunto/a? Mientras tú estás viva/o, debes continuar aprendiendo a ser feliz. A ti no se te ha dicho que te sientas triste y guardes el luto hasta el fin de tus días. ¿Está escrito en alguna parte para que hagas eso? no, ¿verdad?

Bueno, no quiere decir que a la primera, agarro al primer hombre o mujer que se me cruce en el camino, para no estar en soledad. Es menester, preguntarte: ¿qué deseas que ahora pase en tu vida? ¿estás preparada/o para continuar con el aprendizaje sea acompañada/o o sola/o?

Pero, pensé: con esta pregunta que dejé en el aire… callé, no comenté nada más. Sin embargo, me pregunto: La vida gira constantemente, y si hubiera alguien esperándote a la vuelta de la esquina, le dirías que no, solo porque te has convencido en la creencia en  que estar sola es guardar fidelidad a tu finado esposo? Es para pensarlo.

Condenar la viudez y divorcio a estar sola

Mi madre y abuelas han guardado este «precepto» hace décadas y dije: ¿por qué este sacrificio de no seguir viviendo y ser feliz al lado de alguien mientras estaban vivas? Claro, la sociedad, en aquel tiempo era como «condenar» a una viuda o separada, ya que no había divorcio en aquel momento. Y en la actualidad, ¿quién te va a condenar? ¿tu misma? Eres tu la dueña de tu propio destino.

Ahora bien, después de haber leído este post, me gustaría saber cuál es tu opinión con respecto a este tema.

Si te ha gustado comparte y si deseas hacerme una pregunta privadamente, puedes escribir a: contacto.glamouretstyle@gmail.com

 

Deja una respuesta