Esa mujer que hasta hace unos años se veía joven y hermosa

La mujer que sabe envejecer, ríe, tiene ilusiones



Ya has pasado los 50 años o mucho más. Te miras en el espejo y ves reflejado a esa mujer que hasta hace unos cuántos años atrás se veía joven y hermosa. Y hoy te asombras porque no reconoces del todo ese rostro que ha comenzado a envejecer. Entonces te preguntas: ¿Cuándo aparecieron todas esas arruguitas, las canas? ¿De dónde sale esa flacidez? ¡Esa papada no estaba ahí! ¡Y las ojeras! ¡¡madre mia!! Mi piel va envejeciendo, aunque me cuide con cremas o quizás una cirugía para estirar esa piel que sobra, pero no sería yo misma…

Pero, si miras bien, la luz de tus ojos, eres es la misma mujer maravillosa. Han pasado 50 años o más, pero tienes sueños y metas que no han variado. Quizás cumpliste otras que ni tenías pensadas, inesperadas. Algunos planes se derrumbaron porque no debían ser, y otros aparecieron por sorpresa y te alegraron la vida.

Oferta mes de noviembre y diciembre 2019 12€

Quizá no eres quien planeaste ser, o quizá sí,  todo ha dependido de tus propias actitudes frente a la vida. Has tenido la inmensa fortuna de llegar donde querías o no, porque todo ha dependido de cuánto querías crecer como mujer. ¡Todo ha pasado tan rápido! como si fuera un suspiro…

Mujer madura que antes se veía joven y hermosa
Mujer madura que antes se veía joven y hermosa

Y cuando te miras en el espejo, allí está todavía esa niña que te devuelve la mirada inquieta y revoltosa, y hasta te salta de repente ese lagrimón contenido. Eres una adulta en la mediana edad, tu cuerpo responde todavía muy bien o a medias, aunque estás atravesando etapas como la menopausia o ya la has terminado, todo esto te asombra.

¿Te acuerdas cuando cambió todo,cuando apareció por primera vez la menstruación? Pensabas que TODA la vida desde temprana edad debías padecer ciertos dolores mensuales y sufrir esos cambios de humor, que era demasiado para ti, y ahora, quizás añoras o no la regularidad hormonal de tus 30.

Pensando, en aquella panza maravillosa en la que tu bebé, ahora adolescente o mayor, te pateaba sin piedad antes de nacer.  Esas incertidumbres, que de pronto aparecían y que luego se atenuaba esa ansiedad por los miedos que te producía. ¿Te das cuenta, cuántas cosas bonitas han pasado, pasan y pasarán en tu vida aún?

Todo lo damos por hecho, y no es así. Siempre hay cosas por descubrir, aprender en esta maravillosa aventura, que es la vida. ¿Vas a seguir postergando todo? Aún te quedan cosas por vivir. Sé tu misma. Eres única, irrepetible y mereces ser feliz.



Sueños, planes, miedos, complejos, sin razones y hasta rebeldías. Aparentemente, todo ha quedado atrás cubierto por esa señora madura que los otros ven… que en el fondo sabes que eres la misma. La misma nena, que quiere seguir jugando, la que necesita que la mimen de vez en cuando, que la dejen ser y crean en ella. Pero sucede que la has aparcado, tu misma lo decidiste y eso jamás debes dejar a un lado.

¿Tienes sueños sin cumplir? Es el momento de retomar el contacto contigo misma y esa parte de ti, que nunca perdió la ilusión y la fuerza, esa es la que quiero que salga dentro de ti hacia afuera.

¿Que tienes miedo? ¿Que puede ser doloroso y hasta frustrante? Sí, es cierto, si no temes un poco, es que tu sueño no es tan grande. Pero esos 50 años o más de experiencia que llevas a cuestas, son tu mejor riqueza, ¿entendes?

mujer madura que no sabe envejecer
mujer madura que no sabe envejecer

Y, a la hora de amar… permite también que tu pasión salga a flote. No hay nada ridículo en amar con locura, no importa la edad ni el aspecto. No te avergüences. Será un amor “otoñal”, pero más seguro que cuando te enamoraste la primera vez de ese joven que tanto te hacía ilusión.

Hay un decálogo para la mujer madura que dice:

  1. Sé fiel a ti misma, no importa lo que otros vean o digan. Sé tu misma.
  2. No dejes de estar orgullosa de tu niña interior. Es lo más bonito que albergas en tu interior.
  3. Ama con la inocencia de los 15 años y la pasión de los 30.
  4. Déjate mimar, déjate cuidar, déjate agasajar. Todas necesitamos que nos mimen, cuiden y agasajen.
  5. Cuida tu salud de mujer de 50 y más, y deja que la niña en ti se ocupe de lo que puedes o no puedes hacer.
  6. Cuando te mires en el espejo, no dejes de buscar tus ojos maravillosos y reconócete.
  7. Ya todos saben que eres una mujer madura. Ahora es el momento, de mostrar qué es lo que puedes hacer con eso.
  8. Juega, disfruta, planea. Vuelve a reír a carcajadas y hacer travesuras. No por eso serás ridícula, al contrario, verán cómo sabes vivir la vida y serás ejemplo para otras mujeres jóvenes y adultas.
  9. No hay nada tan ridículo, que no puedas hacerlo. Eso es lo ridículo.
  10. No hay nada imposible. Tu niña interior lo sabe. Así que, ¡Adelante!¡Vive!



¡Fíjate! Eres una mujer sabia. Imagina la cantidad de cosas que puedes hacer ahora, que antes no podías, porque siempre la sociedad ha impuesto sus límites. Y hoy no hay límites que valga. Deja que tu inocencia y tu ilusión te guíen en esos proyectos que dejaste al margen. Sé tu misma y no te arrepentirás nunca de lograr cosas. ¡Estás viva! ¡Viva!

Si te ha gustado el post y quieres compartirlo amén de dejar un comentario aquí debajo hazlo! Y si me quieres escribir privadamente, este es mi mail: glamouretstyle@gmail.com

Oferta mes de Noviembre y Diciembre 2019 Oferta mes de noviembre y diciembre 2019 Precio: 12€

avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
vivianaMonica Rozas Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Monica Rozas
Guest
Monica Rozas

Nunca me preocuparon las arrugas, ni los kilos que se fueron sumando, solo me preocupan, si afectan mi salud. Pero me cuido para seguir cumpliendo metas. Hace unos meses dije que me gusta viajar, pero no conozco mi país, pues el sábado viajo a Tucumán, Salta y Mendoza. La organización de este viaje me llenó de energía y llenó de alegría a mis hijos.
Siempre tengo proyectos y me siento de 20 años, ni me acuerdo de mis arrugas y de mi peso. Voy motivada a divertirme.
Estoy viva!!