La consigna: Vestir sencilla, pero, a la vez elegante, como mujer madura

La consigna: Vestir sencilla, pero, a la vez elegante, como mujer madura

Vestir sencilla, pero, a la vez elegante como mujer madura, no siempre es fácil arreglarse y lucir elegante de los 50 años en adelante. Sin embargo, es la edad perfecta, para expresar tu feminidad en la madurez. Porque conoces tus fortalezas y, sobre todo, aprendiste a asumirte y vivir en armonía con quien eres tu misma. Aquí, hay algunas cosas que debes considerar para lucir sencilla pero a la vez elegante y tener estilo después de los 50 años en adelante.

Reglas esenciales para ser sencilla y elegante 

Privilegia el color

Sabemos, que el color negro endurece las facciones, resalta las imperfecciones y no muestra una buena cara, eso hablando sobre cabello, maquillaje de ojos y vestimenta. Este concepto es válido para todas las edades, pero es aún más importante en los años cincuenta a más alcanzados en la madurez, que es mejor hacer del color tu aliado.

Si tu morfología, requiere que uses la oscuridad, opta por el borgoña, el abeto verde, el gris antracita o el azul marino. Crema, crudo y todos los derivados blancos, así como también son muy recomendables, los colores pasteles.

Apuesta por los básicos

La gabardina, el suéter de cachemira, los jeans crudos, los tacones, la camiseta blanca deben formar parte de la base de tu guardarropa. Y no tengas miedo de usar las prendas nombradas.

En cuanto a los materiales, es mejor usar materiales nobles, con una caída agradable. A esta edad, debes jugar la carta de sofisticación y solo los hermosos materiales te lo permitirán.

Además, la llegada de la menopausia en la mujer, hace que el calor sea menos soportable y te sentirás más cómoda con los materiales naturales. En general, con los años, tendemos a comprar menos, apuesta entonces, por la calidad porque la duración es lo que importa.

Ten cuidado con las asociaciones y combinaciones desde prendas, calzados y accesorios: lleva tu chaqueta de tweed con jeans y zapatillas modernas para evitar que agregues algunos años. Por encima de todo, no uses un registro demasiado clásico, así que no dudes en jugar con los accesorios para modernizar todo tu outfit.

Añade joyas con moderación

La joyería fina es perfecta después de los 50 años en adelante. Si te gustan las joyas imponentes, usa un collar grande, por ejemplo, pero, no es necesario que cargues con tantas más pequeñas.

Nada es peor, que el adorno total que no coincide: pendientes, pulsera y collar con brillantes en todos lados. Causará la ceguera y el deslumbramiento de tus interlocutores y está lejos de ser del mejor gusto. El ejemplo: puede hacerte sonreír, pero créeme, si te cito aquí, es porque es común encontrarse con ellas muchas veces.

Elige las longitudes adecuadas en faldas

Las faldas, se debe usar por encima de la rodilla o por debajo, pero no a la altura de la rodilla, de lo contrario, envejeces terriblemente.

Falda en material trabajado (el encaje) por encima de la rodilla, blusa, tacones.

En este ejemplo, la falda tiene una longitud adecuada, los tonos deben ser suaves y la combinación de colores se estudia inteligentemente para un evento de cóctel-noche o noche

Quiero que te deleites en este post con este hermoso Desfile de Elisabetta Franchi spring-summer 2021 | Milan Fashion Week

Para la parte de arriba

Una camiseta o un suéter debe ser lo suficientemente largo como para no revelar tu vientre. Es mejor llevar tus tops un poco flojo y es mejor evitar los tops con breteles delgados. Si tus brazos carecen de firmeza, no dudes en optar por las mangas 3/4, pues quedan super chic. Esto para usar en moda casual.

Ya para el cóctel-noche o noche, vamos a las blusas o camisas más elegantes para combinar con una falda o pantalón.

A mi me encanta llevar mangas 3/4 en camisetas, vestidos o blusas con faldas lápiz (tubo), jeans, pantalón de vestir, son lo más.

Y, tu, ¿ qué longitud llevas en cuanto a faldas combinadas con blusas, vestidos o camisetas?

Evita los errores de estilo

Haz la pregunta correcta

Cuando vayas a comprar una prenda, pregúntate: “Esta prenda, ¿voy a usarla con regularidad?” Si la respuesta es: sí, para una ocasión particular o no, o quizás dudo porque no sé si me queda bien.

Tan pronto como haya dudas, significa que estás actuando en contra de tu voluntad, y no estarás más convencida una vez que hayas regresado a tu hogar con la compra. Así que, ten cuidado y hazte la pregunta correcta.

No te excedas

Demasiado corto, demasiado apretado, demasiado escote… La elegancia es una cuestión de dosis.

Para vestir bien, sencilla pero elegante después de los 50 años en adelante, debes saber cómo estar sobria y agregar unos toques de creatividad, que modernizarán tu apariencia.

Para los escotes, prefiere aquellos que insinúan la espalda. La piel de este último que está menos expuesta al sol, envejece mejor que la del busto. No obstante, el escote en cuadrado o palabra de honor quedan muy bien si llegar a mostrar tanto busto.

Ve a las tiendas adecuadas

Hay marcas, que se adaptan más a las adolescentes que a las mujeres maduras. Vestirte totalmente en H & M o Topshop, por ejemplo: es muy peligroso. Y también, es la mejor manera de engañar a tu look.

Las asociaciones y combinaciones que funcionan

La idea, es brindarte una descripción general de los outfits, que puedes usar y combinar fácilmente.

Blazer, jersey fino y pantalón ancho

Los pantalones anchos estilo palazzo, son muy elegantes y favorecedores si se usan con tacones. Puedes combinarlo con una blusa o una camiseta, pero si es demasiado larga, colócala dentro de los pantalones.

El cárdigan largo, la camisa, los jeans y la joyería fina

El cárdigan, debe ser sobrio y en un material bonito. Elígelo preferentemente en colores como: el gris, beige, camel, burdeos o azul marino. La camisa puede ser lisa o estampada. Apuesta por la acumulación de joyería fina y no dudes en jugar modernidad como en el ejemplo; a continuación, donde el modelo lleva un cinturón animal print o liso.

El suéter, blazer y jeans

Puedes usar: un suéter  blazer y jeans que quedan super, tengas la edad que tengas. Evita logos de marcas deportivas o con mensajes más bien juveniles. También, puedes dejar visible tu blusa debajo de tu suéter y agregar un lindo collar.

Prendas que rejuvenecen tu estilo

La chaqueta de cuero o gamuza

Es la tercer pieza que finalizará y rejuvenecerá tu outfit. Puedes elegir: cuero, pero no eco-cuero para esta pieza.

Las chaquetas de cuero de gamuza, tienen un lado más sofisticado mientras se mantienen actuales. Privilegia los colores camel o gris. Por otro lado, si tienes el pelo gris, opta por los colores fríos como los azules, te quedarán perfecto.

El slim

El slim, es un abrigo atemporal. Pero, eso no es todo, tiene el poder de modernizar un atuendo sin caer en extremos.

Puedes elegirlo en una longitud estándar o en largo capri.

Evita los jeans con agujeros en tus cincuenta y más edad. Por supuesto, también, puedes optar por el inevitable jeans en color crudo, pero no solo.

Por ejemplo: no hay nada más femenino que el slim blanco usado con una camisa a rayas azul y blanca y una trinchera.

Todos los colores pasteles, también son muy recomendables, verde menta, azul bebé son colores suaves, femeninos y le dan vida a tu atuendo. Se combinan fácilmente con otros tonos pastel, pero también con el color camel o nude.

Si te ha gustado este post, me encantaría leer tu opinión o si prefieres escribirme privadamente, puedes hacerlo en: contacto.glamouretstyle@gmail.com

Deja una respuesta