La mejor guía para que sepas que el yoga es un estilo de vida

La mejor guía para que sepas que el yoga es un estilo de vida

He visto tanto en las revistas, periódicos y televisión, hablar de el yoga, y que ha sido el yoga adoptado hasta el día de hoy, por muchas personas, que no es solo como una manera de mantenerse en forma, sino como un verdadero estilo de vida, ya que produce cambios en nuestro cuerpo a múltiples niveles.

El yoga, no es solo una práctica que puedes realizar tanto en casa como en el gimnasio, sino que trasciende y va más allá de esto. Supuestamente, las personas que se lo toman en serio, lo practican con asiduidad abrazándolo como un estilo de vida.

La razón por la que esto ocurre, es porque el yoga hace que tu mente cambie. Gracias a esta práctica, empiezas a ser más consciente del momento presente, dejando las preocupaciones a un lado, y alejándote del estrés. Todo esto, va a cambiar tu vida tal y como la experimentabas hasta este instante.

Cualquier cambio en tus pensamientos y en tu manera de percibir la realidad, hará que esto se manifieste en varios aspectos y ámbitos de tu vida. Por ejemplo: con respecto a tus relaciones y tu nutrición. Vamos a verlo con más profundidad.

el yoga
el yoga

El Yoga como un estilo de vida

El yoga cambia tus relaciones

Una vez que te sumerjas en la práctica del yoga, te darás cuenta de cómo tus relaciones empiezan a cambiar. Esto no quiere decir que los demás lo estén haciendo, sino que, tú estás poniendo en práctica algunos recursos que te permiten experimentar las relaciones de otra manera.

Te alejas de las expectativas

Empiezas a dejar de esperar que los demás actúen de una determinada manera. De esta manera, comienzas a aceptarlos tal y como son. Así sufres menos decepciones.

Empiezas a hacerte responsable

Te olvidas de la culpa y comienzas a adquirir responsabilidad por tus actos y por lo que dices. De la misma manera, no señalas a los demás para culparlos.

No reaccionas de manera impulsiva

Aprendes a detenerte y a no dejar que las emociones negativas sean las que te hagan actuar de forma inmediata y sin pensar. Disfrutas de una mejor gestión emocional.

El yoga como estilo de vida te permite llegar a amarte y tener una relación más saludable contigo misma. De la misma manera, también te ayuda a confiar más en los demás, en ti y en la vida.

Favorece una nutrición más sana y equilibrada

Realizar ejercicio ya nos insta a comer de una forma más saludable. Sin embargo, el yoga nos conecta de una manera especial con el mundo. Practicándolo, nos damos cuenta de que formamos parte de él y nuestra empatía se desarrolla aún más.

Es por esta razón por las que las personas que adoptan el yoga como un estilo de vida suelen volverse vegetarianas o, incluso, veganas. Aunque esto no tiene que ser así, muchas de estas personas llegan a empatizar tanto con su entorno que no desean comer animales. Pero son casos y casos.

El daño que se le inflige a muchos animales para satisfacer las demandas alimentarias de todos los seres humanos del mundo, es muy elevado. No solo cuando los matan, sino también cuando los atiborran a comida para así obtener una mejor carne que vender en el mercado. Y es que los humanos, muchos de ellos, no tienen conciencia de todo lo que el universo da para satisfacer a la gente.

Hoy están ensimismados, en lucrar, en vez de pensar en todo lo que tiene al alcance de ella/él para vivir en armonía y paz.

Te reconcilia con tu cuerpo

Abrazar el yoga como un estilo de vida, hace que te reconcilies con tu cuerpo. En una sociedad en la que los cánones de belleza son imposibles de satisfacer, sentirse al margen de todo esto, y acoger nuestras imperfecciones con ternura nos permitirá aceptarnos tal y como somos.

Además, practicar yoga, nos ayudará a mantenernos en forma, a ser más flexibles y, en definitiva, a sentirnos mejor con nosotras mismas. Sabemos, que todo ejercicio nos aporta bienestar; no obstante, el yoga nos ayuda tanto a estar mejor por fuera como a estar mejor por dentro.

Sin duda, adoptar el yoga como un estilo de vida, puede ser algo realmente positivo. Todos los aspectos de nuestra vida se verán recompensados. Tanto, si queremos mejorar nuestras relaciones como sentirnos en paz y armonía, el yoga es una muy buena opción para empezar a notar esto en nuestras vidas.

¿Tú ya has adoptado el yoga como un estilo de vida? ¿Te gustaría, pero crees que al final no lo conseguirías? Te animo a que indagues un poco más sobre los beneficios de esta práctica. Tal vez, logren convencerte para que empieces a incluirla como un hábito en tu vida. Quién sabe, tal vez en un futuro sí se convierta en una forma de vivir para ti.

posiciones en el yoga
posiciones en el yoga

Beneficios del yoga

El yoga es una disciplina milenaria, que poco a poco se ha introducido como una práctica habitual de muchas personas. ¿Por qué será? Sencillamente, porque existen interesantes beneficios psicológicos de practicar yoga.

De hecho, quienes practican habitualmente el yoga, sostienen que nos permite estar en un mayor equilibrio con nosotras mismas, algo necesario ya que el desequilibrio desestabiliza toda nuestra vida.

Si aún te preguntas qué tiene el yoga que no tiene el ejercicio físico normal, hoy te descubro los 6 beneficios psicológicos de practicar yoga es más importante para nuestra salud física y mental. ¿Te vienes a descubrirlos conmigo?

La psicología y el yoga

El yoga, tiene mucho que ver con nuestra mente, ya que, además de ganar en flexibilidad al hacer determinadas posturas complicadas, nos ayuda a desestresarnos, a liberarnos de la ansiedad, y a conseguir que nos sintamos más felices.

1. Reduciría el estrés

Cada vez nos encontramos mucho más estresadas. El paso del tiempo, la necesidad de hacerlo todo rápido, porque las horas pasan a la velocidad de la luz, las metas imposibles, los horarios apretados… Todo esto provoca que, al final, nos estresemos.

Según la American Osteopathic Association, entre los beneficios psicológicos de practicar yoga destaca una posible reducción del estrés. Esta práctica, nos ayudaría a controlarlo para que no nos afecte pues, aunque no lo creamos, a veces nos paraliza y nos limita.

Un estudio publicado en el Journal of International Society of Preventive & Community Dentistry señaló que aquellas personas que practican yoga regularmente tienen niveles más bajos de cortisol, la hormona relacionada con el estrés. Estar estresadas, nunca será beneficioso para nosotras; por este motivo, el yoga puede ser una buena opción de ejercicio físico.

2. Beneficios psicológicos de practicar yoga: mejoraría el sueño

El estrés está íntimamente ligado con la falta del sueño o con el hecho de dormir mal. A muchos de nosotras nos cuesta lograr un sueño reparador, algo que, a veces, intentamos lograr con pastillas. ¿Qué tal si probamos algo más natural?

El ejercicio, nos permite desestresarnos y sentirnos mucho más relajadas. Una consecuencia habitual de esta situación, es dormir mejor. En particular, la práctica de yoga se asocia con un aumento de la melatonina, la hormona que regula nuestro reloj biológico.

En el año 2005, un ensayo clínico llevado a cabo en pacientes geriátricos, descubrió que el grupo que realizaba yoga tardaba menos tiempo en conciliar el sueño (alrededor de 10 minutos menos que quienes no lo practicaban) y, a su vez, permanecían dormidos por una mayor cantidad de tiempo. De esta manera, descansaban mejor.

El yoga, un estilo de vida
El yoga, un estilo de vida

3. ¡Serías más feliz!

¿Por qué las personas que hacen ejercicio lucen más felices? ¿Puede el yoga ayudarnos a mejorar el estado de ánimo? Es imposible, estar siempre alegres y de buen humor; no obstante, practicar yoga puede ayudarnos a lograr un estado de tranquilidad y armonía la mayor parte del tiempo.

El yoga aumentaría los niveles de serotonina, la hormona responsable de sentirnos felices. Un estudio titulado Does yoga influence happiness and mental balance: a comparison between yoga practitioners and non yoga practitioners?, al comparar los niveles de felicidad y equilibrio mental de 200 personas de entre 17 y 27 años, arrojó los siguientes resultados :

  • Los 100 practicantes de yoga exhibían mayores niveles de felicidad y de equilibrio mental que los nos practicantes.
  • Se asoció este mayor índice de felicidad con el efecto relajante y calmante del yoga.

Si como infelices y no sabemos por qué, ¿qué tal si empezamos a probar con esta práctica? Quizá el problema tenga solución. ¿Lo mejor? Es posible acudir a una clase de yoga o practicarlo en casa.

4. Beneficios psicológicos de practicar yoga: alargaría tu vida

El International Journal of Yoga (IJOY) ha presentado diferentes investigaciones que confirman los efectos terapéuticos de esta disciplina. Entre los beneficios psicológicos de practicar yoga, se encuentra, además de los anteriormente mencionados, la sensación de alegría y esperanza provocada por saber que este ejercicio mejora la calidad de vida.

Al mejorar la flexibilidad y fuerza muscular, promover la mejora de las funciones cardiovasculares y respiratoria, reducir la ansiedad, la depresión y el estrés, el yoga contribuye a mejorar la calidad de vida y, posiblemente, a alargarla.

5. Te concentrarías mejor

Nuestra concentración es algo muy importante ya que, gracias a ella, podemos aprender mejor, asimilar de forma más sencilla las cosas e, incluso, potenciar nuestra memoria.

Un artículo de Harvard Health Publishing asegura que practicar yoga aumenta la atención plena, es decir la atención total a lo que experimentamos en el presente, sin juzgarnos.

6. Mejoraría la pareja y las relaciones sexuales

El yoga no solo tendría beneficios individuales sino, también, para las parejas. Una investigación observó que las mujeres de entre 22 y 55 años sexualmente activas, mejoraron su vida sexual tras 12 semanas de practicar yoga.

Las conclusiones fueron llamativas: las mejoras abarcaron las seis secciones estudiadas (deseo, excitación, lubricación, orgasmo, dolor y satisfacción). Particularmente, las mujeres mayores de 45 años, obtuvieron una palpable mejora en cuanto al dolor, a la lubricación y a la excitación.

Los beneficios se relacionarían con el fortalecimiento de los músculos de la pelvis y el incremento de la flexibilidad. Así, las relaciones se volverían más placenteras y esto, también, resultaría positivo para la relación.

Estiramientos en el yoga
Estiramientos en el yoga

Bien, ¿a qué esperas para iniciarte en el yoga? Empieza desde hoy mismo, a incluir en la rutina esta práctica milenaria tan importante, y que tantos beneficios puede aportar. Gracias al yoga, lograrás bienestar y equilibrio en la vida.

Tiempo de práctica del yoga

No hay normas estrictas en la práctica del yoga. El desarrollo de esta disciplina es algo muy individual. Dado que el objetivo es la búsqueda del equilibrio entre la mente, el cuerpo y el alma, es muy difícil ponerle un tiempo. Por lo general, se entiende el yoga es como un camino a largo plazo. Es decir, como un estilo de vida.

Por lo tanto, respetando siempre cada situación particular, lo ideal serían pequeñas prácticas varias veces a la semana. Muchas personas optan por sesiones de 20 a 30 minutos, 3 días a la semana. Sin embargo, la realidad depende de muchos factores que cada persona tenga en su vida (obligaciones laborales, compromisos familiares, etc.).

Practicar el yoga en las mañanas
Practicar el yoga en las mañanas

El horario ideal para practicar

Un horario ideal que muchas personas eligen para hacer los ejercicios de yoga es por la mañana, antes de comenzar las actividades y obligaciones diarias. De este modo, sirve para activar la mente y el cuerpo de la mejor manera posible, haciendo relajaciones, meditaciones o alguna serie de posturas. Aunque este horario requiere de cierto esfuerzo al madrugar, nos veremos recompensados por el aporte energético que nos ofrece.

También, es habitual elegir el final del día para hacer unos minutos de yoga. Con esta elección, conseguimos calmar la mente y el cuerpo del ritmo acelerado de las actividades diarias. Gracias a este método, millones de personas han podido superar problemas de insomnio, estrés y ansiedad

Si te ha gustado este post, comenta y comparte. Si tienes alguna sobre este tema, solo escríbeme a: contacto.glamouretstyle@gmail.com

 

Deja una respuesta