Lasagna Keto: saludable, económica y gustosa para compartir

Lasagna Keto: saludable, económica y gustosa para compartir

Lasagna Keto

Para hacer esta lasagna keto, primero hablemos un poco del calabacín, esa verdura que a muchas puede gustar para comer en dietas y no dietas. Su origen está en el continente americano hace más de 10.000 años. Las propiedades que tiene son:
  • El 95% de este alimento es agua.
  • Apenas tiene calorías (15 cal) por lo que es muy saludable para el organismo.
  • Contiene minerales y oligoelementos como el fósforo, el potasio, el magnesio y el calcio.
  • Vitamina C, B3 y provitamina A
  • Esta verdura es rica en fibra (entre 0,5 g y 1,5 g por 100 gramos).
  • Pectina
  • Celulosa
  • Omega 3
  • Caretonoides

Es ideal para:

  • Es ideal para las personas que quieren adelgazar, gracias a su alto contenido en fibra, agua y sus escasas calorías, tu vida será más sana.
  • Gracias a la luteína y la zeaxantina fortalece la salud de los ojos.
  • Controla el colesterol debido a su contenido en fibra dietética. Además sus vitaminas A y C también disminuyen el riesgo de arteriosclerosis.
  • Lucha contra el envejecimiento. Sus antioxidantes y vitaminas A y C, nos ayudan a mantener una piel sana, joven y luchar contra los radicales responsables del envejecimiento de la piel.
  • Mejora la salud cerebral por su contenido en fósforo.
  • Evita la retención de líquidos gracias a su elevado nivel de agua. Por ello, es un remedio eficaz para combatir la celulitis.
  • Combate el acné y elimina las toxinas de la piel.
  • Mejora el tránsito intestinal.
  • Desincha los ojos. Colocar una rodaja de calabacín crudo en las bolsas alrededor de los ojos es un buen remedio contra la hinchazón.
  • Su contenido en potasio (295 miligramos) disminuye los riesgo de accidente cerebrovascular y de contraer una enfermedad cardíaca. Además su aporte en vitamina C que es antioxidante, ayuda a que los glóbulos funcionen mejor, y a reducir la presión arterial.
  • Previene la gota gracias a su aporte en Omega 3.
  • Fortalece el cabello y le aporta salud. Su contenido en vitaminas C y A del calabacín combaten el desgaste y sequedad del pelo.

Ahora bien, me gustaría hacerte unas preguntitas: ¿cuándo fue la primera vez que lo has consumido? ¿te acuerdas?¿eres de comer calabacín? ¿sabías las propiedades que tienen los calabacines son super importantes para tener una alimentación balanceada? ¿ qué cosas no sabías del calabacín? ¿lo usas en comida para dietas específicas? Recuerda que a los niños no se les puede dar en gran cantidad, porque pueden llegar a tener diarrea o vómitos, si una porción de 40 grs, no les hará nada acompañadas con otras recetas de vuestro gusto.

Es bueno comer dos o tres veces por semana verduras acompañadas por diferentes carnes, como: pescado, carne vacuna, carne de cerdo o pollo.

Lasagna Keto de Calabacín con verduritas, carne y salsa bechamel

Ingredientes:

3 calabacines grandes

2 zanahorias tiernas

1 cebolla de verdeo

2 dientes de ajos

250 grs queso tierno

125 grs de carne vacuna picada

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Para la salsa bechamel:

50 grs. de mantequilla

60 grs. de harina de almendras

500 c.c de leche de almendras

Sal

Nuez moscada

Preparación

Lavas las verduras, pelas las zanahorias y la cebolla de verdeo. A los calabacines no los vas a pelar.

Ahora, vas a cortar dos calabacines en lonchas, que no sean muy gruesas, estas nos van a servir de “placas de lasagna”, y lo vas a reservar por un momento.

Las esquinas más desiguales y el otro calabacín los cortas en juliana fina, y lo reservas.

Haces lo mismo con las zanahorias y la cebolla de verdeo, picas los ajos, y  reservas todo.

Pones un fondo de aceite de oliva en una cazuela amplia y cocinas todas las verduras picadas, salpimentas todo.

Lo debes dejar cocinar completamente, dando vueltas de vez en cuando si romper las verduras mucho. Cuando estén listas, añadís la carne vacuna picada y mezclas todo el conjunto un par de minutos, luego lo retiras del fuego.

Mientras tanto, pones todas las lonchas de calabacín en un plato en tandas, unas encima de otra sin más.

Horneas en microondas durante 10 minutos a máxima potencia, y reservas.

Haces la bechamel como tengas costumbre, yo la hago de la siguiente manera:

Pongo la leche de almendras a calentar.

Mientras tanto, en una ollita pequeña la pongo al fuego, luego agrego la mantequilla y la harina de almendras y revuelvo enérgicamente hasta que se integran sin dejar grumos, cuando veo que se hace una salsa homogénea, le agrego un poco de sal, nuez moscada a tu gusto y reservo.

El queso tierno lo corto en lonchas y dejo un trozo para rallar al final.

Ya tenes todo preparado, bechamel, queso, sofrito y lonchas de calabacines para empezar a armar la lasagna:

Vas a precalentar el horno a unos 180 grados.

Pones, en una fuente, una capa de calabacines

Seguís con una del sofrito con la carne vacuna picada y otra capa de lonchas de queso tierno:

A continuación pones otra capa de lonchas de calabacines, otra de sofrito con la carne vacuna picada, la salsa bechamel y terminas con el resto del queso que lo habrás rallado y cubriendo toda la superficie.

Horneas durante 20 minutos aproximadamente, según horno, hasta que esté bien doradita.

Lo sacas del horno, lo dejas que se asiente 5 minutos y luego lo servís caliente a cada comensal.

Estoy más que segura, que ahora que ya comenzó el otoño, harás este plato tan exquisito y abundante conservando tu salud y cuidando de los tuyos.

Si te ha gustado la receta, deja un comentario y comparte, si deseas por el contrario escribirme privadamente, puedes hacerlo a: contacto.glamouretstyle@gmail.com

Deja una respuesta