¿Se puede perdonar una infidelidad saludablemente sin reproches?

infidelidad en la madurez

¿Se puede perdonar una infidelidad?

Veamos, si hemos de hacer caso a las estadísticas que arrojan sobre un gran el número de hombres y mujeres casados que son infieles a sus parejas durante la relación, ronda el 50 %, o sea, mitad y mitad. Ésta es una cifra sorprendentemente alta y a veces varía según épocas en que las parejas están más propensas a ser infieles. Otras son de soportar a la pareja que no engaña con el físico, pero si, por otras vías. Estas parejas se enfrentan al reto de elegir si optan por perdonar la infidelidad o no, según las circunstancias.



Hablar abiertamente

Si el número de aventuras y relaciones extramatrimoniales es tan elevado, también hay que hablar abiertamente de ello, de por qué se llega a ese punto y no es precisamente como se dice por ahí: “lo que no se encuentra en casa, se consigue afuera”.

El tabú conlleva el hecho de que a menudo las personas que se encuentran en esa situación se queden solas, y no reciban ayuda de nadie. Por eso, deseo ofrecer un aquí algunas sugerencias que permitan ver las cosas desde otra perspectiva y saber qué se puede hacer cuando “eso” sucede.

infidelidad en la edad madura
infidelidad en la edad madura

El valor de la fidelidad

Para empezar un par de pensamientos sobre la fidelidad. Desde mi experiencia de trabajo como coach de vida en terapia de parejas, considero que la fidelidad no es en absoluto, un tema pasado de moda. La fidelidad continúa siendo vivida y buscada hoy como un valor fundamental entre dos personas que supuestamente se aman.

Lamentablemente, compruebo cada día sobre ambas partes en una pareja y a diario en mis consultas, que la fidelidad confiere un carácter muy especial en las relaciones.



Si comparto algo tan personal como es la relación sexual únicamente con mi pareja y con nadie más, consigo un alto grado de intimidad. Con ello, se crea un espacio que les pertenece únicamente a la pareja que componen en el que nadie entra ni ha entrado jamás.

Porque eso eleva la relación de pareja hasta hacer de ella algo muy especial frente a todas las demás relaciones, que se haya tenido y les confiere un valor muy singular, una condición única.

La infidelidad hiere

Considero recomendable que quien esté a punto de iniciar una infidelidad, tenga en cuenta que con ella se crea un gran desequilibrio en la relación. Sería muy deseable que la parte infiel se preguntara a sí misma, en un sencillo ejercicio de empatía, lo siguiente:

¿Cómo me sentiría yo si estuviera en el lugar de mi pareja?”.

Si me pongo en el lugar de la otra persona, tomo conciencia de la responsabilidad que tengo cuando doy un paso así, un paso decididamente ofensivo para la otra parte.

terapia ante una infidelidad
terapia ante una infidelidad

La persona infiel tendrá que contar con una conmoción de su relación a causa de la aventura; una conmoción, por lo general, más grave de lo que tal vez la persona infiel cree.

Perdonar una infidelidad

Las infidelidades no son una nimiedad y, por lo tanto, deben tomarse en serio, siempre de acuerdo con su duración e intensidad en cada caso concreto, pues informan sobre la relación y sus posibles carencias afectivas, cuando en realidad no es de carencias afectivas de su pareja, sino que viene desde tiempo atrás, que puede ser desde la infancia o adolescencia en donde le faltaba ese amor incondicional y único.

Las infidelidades se producen con mucha frecuencia cuando en la vida de pareja “falta algo”. A veces, esto hace que uno de los dos intente compensar “la diferencia” iniciando otra relación. La persona infiel se procura “fuera” lo que ya no obtiene dentro, pero en realidad, es la falta de comunicación lo que hace que se aparquen caricias, besos, atenciones, etc.



Por lo que restablecer la confianza de nuevo exige honestidad. Requiere mirar con sinceridad la relación y los sentimientos y verdades de cada miembro de la pareja. Por parte del que tuvo la aventura, se debe exigir la disposición para reconocer que es responsable de su comportamiento y aclarar su compromiso.  Así como también, exigir acoger auténtica y profundamente el perdón y solicitarlo por su mala acción contra su pareja. La otra parte es libre de darlo o no. Y no es que porque se perdone, seguirá siendo una cornuda/o consciente porque en cualquier momento recaerá en lo que hizo.

La infidelidad la comete tanto en el hombre como en la mujer
La infidelidad la comete tanto en el hombre como en la mujer

Decisiones apresuradas

Si no se toman decisiones impulsivas y se tiene el coraje de aguantar durante algún tiempo con paciencia, y se estudia la situación conjuntamente, como por ejemplo: acudiendo a una terapia de pareja, la infidelidad puede ser el punto de partida para una profunda renovación de la relación.

Con sinceridad y una auténtica disposición a volver a comprometerse en la relación y a trabajar en los problemas, la relación puede hacerse con el tiempo más fuerte que nunca.

Terapia de pareja para perdonar una infidelidad

La terapia de pareja que realizo en mis consultas para perdonar una infidelidad ayuda, por un lado, a la víctima de la infidelidad a superar el dolor de la decepción, el resentimiento y los sentimientos de culpa. Y, por otro lado, a recuperar las actitudes de respeto y consideración en la pareja, de amistad y de lealtad, gracias a continuados ejercicios de comunicación sincera.

Conclusión

Ahora te hago una pregunta: ¿serías capaz de perdonar una infidelidad? ¿por qué si o por qué no perdonarías una infidelidad? Recuerda que en una relación los dos por igual tienen culpa de no alimentar vuestra pareja, de no escucharse mutuamente, porque la base es la comunicación y no que cada uno ande a su aire.

Si deseas más información sobre este tema, o deseas hacer una pregunta, escribe a: glamouretstyle@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *