Si estabas esperando esta época del año para enriquecer tu vida

Un parón en la vida

Coartaron tu libertad

Muchas mujeres y hombres, de pronto, se vieron coartados en su libertad por un virus que nos aqueja a todas las personas que viven en el planeta. Pero no pensaron en enriquecer su vida desde antes, porque siempre esperan el momento justo. Pero, como la naturaleza es sabia, les dio un toque de queda, en donde más duele, la libertad de ir y venir adonde sea.

En vez, de tomar este tiempo, y esta época del año para enriquecer sus propias vidas, todo el mundo se ha desesperado hasta la locura. Es un momento de meditación y reflexión sobre lo que hacemos en el día a día y con cada momento de nuestra existencia. Es el volver a sentir y a tener el placer y la oportunidad de estar con los tuyos, si, tu familia, el compartir juegos, el de la risa a carcajadas, las charlas y tantas cosas más.

El tiempo se detuvo por un instante

El tiempo se detuvo por un instante ante un virus que viajó por todo el planeta y se instaló en algunos países para sacudirnos y decirnos con un mensaje alto y claro: «qué haces con tu vida, con tu propia familia, contigo misma». Cuando al principio, se tomo esta amenaza como algo que llevó a la locura de la gente.

Meditar en la vida
Meditar en la vida

Sin piedad…

Sin piedad, fueron al mercado y arrasaron, sin pensar primero en compartir comida. Una persona dijo: primero está mi familia y yo para abastecernos y luego si sobra, para los demás…¡Qué pensamiento triste de la gente! ¡Poca solidaridad entre sus propios hermanos!

Se nota que la gente no estaba preparada sobre ninguna cosa referida a una epidemia en este caso, o bien en la catástrofe que supondrá más adelante de una crisis económica mundial. No son previsores de antemano. Si son los primeros en ser egoístas. En abandonar al otro y luego se llenan la boca diciendo que han hecho todo lo mejor por los demás.

Es este el momento, en qué si se ven personas que tienen corazón, que comparten con los demás, amén de pensar en sus propias familias. Pero alcanza con los dedos de una mano.

Sentirse atados ante un confinamiento

Verdad, que hay incertidumbre, porque se sienten «atados» ante un confinamiento para resguardarnos y cuidarnos entre todos, sin embargo, no se ve que la gente piense que es un llamado de atención para que recapaciten con lo que hacen con la naturaleza y entre la gente misma.

Hoy por hoy, quiero que pienses, si estabas preparada para que en esta época del año, que es la primavera, de pronto tu vida diera un vuelco a 360º sumado a que de pronto pensaras y meditaras, sobre cuál es tu mayor prioridad ahora.

El panorama de vida
El panorama de vida

Pregunta…

Ahora te pregunto: ¿Vas a continuar en ese estado en el que estabas antes de la epidemia, que nos azotó a todos sin discriminar, credos y razas?

La vida es demasiado corta, como para seguir en la tesitura en la que estábamos. Es tiempo de meditar, reflexionar y tomar otras acciones por tu bien y el bien de todos. No se puede ser tan egoísta hasta llevarlo a la locura.

La primavera, la perfecta excusa

La primavera, te está diciendo que esta es la perfecta excusa para modificar todo aquello que nos paralizó y nos dio un sacudón a ti a mi y a todos. Que para vivir feliz, se necesitan pocas cosas, pero que tu mente debe cambiar formas de pensar y de actuar.

Deja que tu alma actúe, florezca, deja que sea ella quien habita en ese cuerpo que se te dio para que hagas lo que tienes que hacer como misión de vida. De nada valen los caprichos, las tonterías con las que te enojas, si no estás preparada para una epidemia o una catástrofe.

Existe vida, aprende a vivirla
Existe vida, aprende a vivirla

Es breve el tiempo que tenemos todos

Todos tenemos tiempo de caducidad. Todos lloran ante una muerte, cuando alguien se muere para continuar en otro nivel de aprendizaje. No le deseamos buen viaje, porque va a otro nivel de aprendizaje.

Y si en este nivel de aprendizaje no hiciste bien los deberes, no te quejes, pues la o el culpable es uno, no que por los demás, estamos en donde estamos. Quejarse, no vale de nada, cuando no has sabido poner los puntos sobre las íes.

El abismo…

Si estamos en este abismo, somos nosotros quienes lo hemos buscado por nuestras actitudes y malas decisiones. Hoy nos toca reflexionar. Está en ti, pensar qué harás. Nadie te juzga ni te reprocha, solo se te está llevando a la reflexión para que despiertes.

Da prioridades a lo que debe ser...no te detengas si Maria o Pepita, quieren hacerte daño, porque solo tú tienes la sartén por el mango, y decides si te afecta las tonterías de la gente que está a tu alrededor, o modificas tu vida y te rodeas de gente que te comprenda y te haga crecer.

Conclusión

Y un último consejo, no desperdicies tu tiempo en darle vuelta a un pensamiento, deja que tu alma te guíe. Ella vive en y dentro de ti, aunque no lo sientas o le des la prioridad que merece.

Tiempo para meditar sobre la vida
Tiempo para meditar sobre la vida

Son tantas las cosas que aún debes aprender... que solo te preguntas una y otra vez, ¿dónde está la felicidad? ¿por qué a mi me suceden estas cosas? Es la gente que tiene envidia, quien me hace daño, etc. Siempre son las mismas respuestas de personas que no saben llevar su propia vida por el camino recto.

Dime, ¿vas a continuar en el mismo estado de antes que sucediera todo esto? Reflexiona

Esto es solo una advertencia a la humanidad. Aunque océanos nos separen, la luna, el sol y el planeta siguen siendo los mismos que compartimos todos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *